La Secretaría de Marina Armada de México (Semar) aceptó la recomendación 62/2016 que emitió la CNDH, por hechos ocurridos en el 2012 en el puerto de Veracruz, cuando apoyó a la Secretaría de Seguridad Pública estatal; sin embargo, rechazó que su personal haya incurrido en actos de encubrimiento y puntualizó que considerará inocentes a sus efectivos involucrados hasta que un juez resuelva lo contrario.

La institución que encabeza Vidal Francisco Soberón Sanz respondió así a la recomendación de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).

El organismo autónomo expuso en un comunicado que el 7 de agosto del 2012, entre las 3 y las 3:30 horas, la víctima dormía cuando elementos de la Secretaría de Marina ingresaron a su hogar y sacaron a los presentes a golpes, los tiraron al suelo, les vendaron los ojos y les ataron las manos.

Mientras unos marinos registraron el lugar, otros los subieron a una camioneta y trasladaron a las instalaciones de la base naval ubicada en el kilómetro 13.5 de la carretera Xalapa-Veracruz.

La víctima dijo que permaneció retenida de manera ilegal por 39 horas, tiempo en que fue torturada por los agentes navales que la cuestionaban sobre un grupo delictivo .

La CNDH argumentó que esta persona indicó que a las 6:30 de la tarde del 8 de agosto fue puesta a disposición del Ministerio Público Federal y obligada a firmar una declaración autoincriminatoria, acusada de formar parte de una organización criminal.

Al respecto, la Marina informó que es respetuosa de las autoridades, así como de sus competencias y resoluciones y que en ningún caso se ha realizado encubrimiento alguno de hechos o de personal involucrado en este caso o algún otro, empero reitera la inocencia del personal naval involucrado en tanto el juez de la causa no declare su responsabilidad mediante sentencia condenatoria . (Con información de Rubén Torres)