La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) dirigió la Recomendación 7/2016 a la procuradora general de la República y al comisionado nacional de Seguridad, Arely Gómez y Renato Sales, respectivamente, por la vulneración de los derechos a la salud, legalidad y acceso a la justicia en contra de una mujer y de su hija de 37 días de nacida.

El organismo indicó que el 27 de octubre del 2015, en la localidad El Cepillo, en Gutiérrez Zamora, Veracruz, elementos de la PGR ejecutaron una orden de aprehensión por los presuntos delitos contra el consumo y la riqueza natural, y detuvieron a la mujer.

Ella se encontraba recientemente operada de cesárea y fue separada de su hija que tenía en el amamantamiento su principal fuente de alimentación.

La madre fue trasladada a Poza Rica y de ahí a la Ciudad de México, para posteriormente ingresarla al Centro Federal Femenil en Tepic, Nayarit, con lo que se incumplió con la Constitución y los estándares internacionales de ser ingresada en la cárcel más cercana a su domicilio.

Sobre todo, puntualizó, atendiendo a su condición de mujer que se encontraba lactando a su hija recién nacida, vulnerándose los derechos de ambas.

La CNDH recomendó a ambas dependencias gestionar la reparación del daño, la elaboración de protocolos de ingreso de mujeres embarazadas, que hayan dado a luz recientemente o se encuentren lactando.