Los magistrados del Tribunal Electoral federal validaron el proceso de designación del PRI de sus candidatos a legisladores federales por la vía plurinominal, la cual fue impugnada por militantes.

Ante el Tribunal fueron presentados cuatro recursos de impugnación, al considerar que existían omisiones en el procedimiento de selección de candidatos a diputados federales y senadores por el principio de representación proporcional, y por ende, planteaban la inconstitucionalidad de los artículos 194 y 195 de los estatutos del PRI.

Dicho articulado de los documentos básicos priístas estipula que el Comité Ejecutivo Nacional -que encabeza el Presidente del PRI- debe presentar a la Comisión Política Permanente la propuesta del listado de propietarios y suplentes para su aprobación.

Para ello, la Comisión vigilará que se cumplan determinados criterios, como que los candidatos otorguen prestigio al partido y valorar los servicios prestados al PRI. Además, que se trate de perfiles profesionales para cubrir las necesidades del trabajo parlamentario, de comisiones y en el debate; y que se mantengan los equilibrios regionales.