La Fundación por el Rescate y Recuperación del Paisaje Urbano (FRRPU) realizó un recorrido demostrativo en Viaducto para verificar el estatus de la publicidad exterior que incumple con la ley vigente en esta importante vialidad de la Ciudad de México. Tan solo en el tramo que va de Dr. José María Vértiz a Tlalpan únicamente un anuncio espectacular cumple con los parámetros que indica la Ley de Publicidad Exterior del Distrito Federal (LPEDF).

Este trayecto de reconocimiento es una muestra de la problemática que prevalece en la Ciudad de México en particular, pese a ser la única en el país que cuenta con una legislación en la materia.

Jorge Carlos Negrete, Presidente de la FRRPU, explicó que en tres años de trabajo de esta fundación y de acuerdo con las maniobras de reordenamiento que el gobierno capitalino ha realizado, se ha detectado que aproximadamente el 80 % de los anuncios espectaculares incumplen con la ley vigente.

La saturación de publicidad exterior crea un ambiente de confusión y falta de armonía en el paisaje urbano, por ello la LPEDF busca regular su instalación para garantizar la protección, recuperación y enriquecimiento del espacio común en la CDMX.

En la Fundación hemos impulsado la denuncia ciudadana y parte de nuestra labor es llevar esas denuncias a la autoridad para que sean tomadas en cuenta. Actualmente encontramos que la publicidad exterior que incumple con la ley es sancionada de tal forma que las empresas no pueden explotar más el espacio publicitario. Es un avance, pero aún falta muchísimo por hacer , detalló Negrete.

Para que la publicidad exterior esté en los parámetros que marca la ley es indispensable que la Seduvi, a través de la Autoridad del Espacio Público (AEP), entregue el padrón definitivo de anuncios espectaculares para dar transparencia al otorgamiento y explotación de espacios publicitarios.

Ese padrón debieron tenerlo listo en el año 2010, quedaron de entregarlo en octubre pasado y prácticamente ya estamos en diciembre y aún no lo tenemos. En él se encuentran los anuncios que ya existían en el 2010 y que van a ser reinstalados , explicó Jorge Negrete.

La FRRPU exhorta a las autoridades a regular los espacios públicos existentes y vigilar la verdadera competencia entre las empresas mexicanas antes de abrir el mercado a compañías extranjeras, así como comenzar el retiro de la publicidad que incumple con los parámetros que marca la ley vigente, como el espacio de 250 metros que debe existir entre un espectacular y el siguiente; que las dimensiones no excedan los 12.90 metros por 7.20 metros; no se pueden colocar en estructuras soportadas en azoteas y deben contar con un permiso, autorización o licencia, entre otros aspectos.

Jorge Negrete detalló que el retiro de un anuncio espectacular puede costar entre 200 mil y 350 mil pesos, por el peso y tipo de maniobras que debe realizar la autoridad, dicho monto se cobra a la empresa a través de un procedimiento administrativo.

La Fundación por el Rescate y Recuperación del Paisaje Urbano hace un atento llamado a la Seduvi, la AEP y el Invea para contar con este padrón y solicita que no se admitan anuncios espectaculares que no existían en 2010.

FRRPU promueve un ambiente equitativo para todos y libre de contaminantes visuales para los ciudadanos, pues la saturación de publicidad exterior en la vía pública y fuera de los sitios asignados por las autoridades, los llamados nodos publicitarios va contra la Ley de Publicidad Exterior.