El presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Raúl Plascencia Villanueva, afirmó que los Protocolos de Seguridad que este lunes presentó el presidente Felipe Calderón eran una cuenta pendiente con el país.

Entrevistado en la Cámara de Diputados luego de la clausura del diplomado Derechos humanos y familia , el ombudsman nacional resaltó que quizá hubiera sido más oportuno haberlos presentado antes, pero lo importante es que se combatirá a la delincuencia y al crimen organizado sin violentar las garantías fundamentales.

Era una deuda pendiente desde hace muchos años. Hubiera sido quizá más oportuno hace algún tiempo, pero es importante que haya surgido en fin de sexenio, con el objetivo de que se pueda llevar a cabo un ejercicio de la fuerza pública totalmente acorde con la ley , expuso.

Plascencia Villanueva indicó que combatir a la delincuencia no implica en forma alguna el derecho para violentar a la sociedad sus derechos humanos .

Es muy importante que en estos protocolos se tome en consideración que no solamente es la existencia de los mismos, sino capacitar y formar a los policías , abundó el titular de la CNDH.

Al respecto refirió que la capacitación de los cuerpos policiacos representa un gran reto, que será tarea de mediano y largo plazos, pues se trata de preparar por lo menos a medio millón de individuos que desempeñan tareas de seguridad.

En otro tema, Plascencia Villanueva abordó el tema del dictamen de la Ley General de Víctimas, que el Senado se comprometió a debatir y aprobar en la sesión ordinaria del próximo miércoles y después enviarla a la Cámara de Diputados.

Recordó que con la Reforma Constitucional en Materia de Derechos Humanos, aprobada en junio de 2011, quedó claro que cuando haya responsabilidad del Estado por violaciones a las garantías fundamentales se tendrán que prever en la ley cuáles serán los mecanismos de reparación del daño a favor de las víctimas.

klm