El presidente Enrique Peña Nieto no sólo planteó en su reciente iniciativa que se avalen los matrimonios entre personas del mismo sexo, sino que estos matrimonios igualitarios puedan adoptar a menores de edad.

La Comisión Permanente turnó la iniciativa presidencial a la Cámara de Diputados para su análisis. Se trata de la reforma a la Constitución y la reforma al Código Civil Federal; esta última incluye que el adoptante sólo sea una persona apta y adecuada para adoptar, sin que la orientación sexual constituya un obstáculo.

Peña Nieto asegura que negar el derecho a ser adoptado a un niño o una niña por el sólo hecho de la orientación sexual de las personas adoptantes deriva en una conducta discriminatoria.

Esto además atenta contra el derecho a tener una familia, tanto al que busca adoptar como al menor que pretende ser adoptado, como lo resolvió la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

La iniciativa presidencial también promueve que las personas puedan solicitar la expedición de una nueva acta de nacimiento para el reconocimiento de la identidad de género, previa la anotación correspondiente en su acta de nacimiento primigenia.

Asimismo, precisa las reglas para establecer el divorcio sin expresión de causa y también garantiza el derecho de las personas del mismo sexo para contraer matrimonio en igualdad de condiciones para las personas heterosexuales.

La reforma a la Constitución se turnó a las comisiones de Puntos Constitucionales, mientras que la reforma al Código Civil Federal se envió a la Comisión de Justicia, ambas con la opinión de la Comisión de Derechos Humanos, de la Cámara de Diputados.

EL DATO

La CNDH indicó que existe coincidencia entre las iniciativas enviadas al Congreso por el Ejecutivo federal en materia de matrimonio igualitario y el posicionamiento del organismo sobre el tema emitido en la Recomendación General 23.

Llamó a los legisladores a aprobar la reforma constitucional, para que se establezca de manera expresa como derecho fundamental el matrimonio igualitario y, en su momento, de ser el caso, a los legislativos estatales para el mismo efecto . Recordó que en el documento expuso la necesidad de adecuar los ordenamientos en materia civil y familiar que permitan el matrimonio de todas las personas y se impida la discriminación. (Leopoldo Hernández)

[email protected]