El gobierno federal reconoció afectaciones en 62 de los 212 municipios de Veracruz por el paso del huracán Grace. Sin embargo, determinó dar atención prioritaria a 24 ayuntamientos donde se levantará un censo de daños. Se estima que en esos municipios hay 130,000 viviendas construidas con lámina.

En conferencia de prensa en Xalapa, Veracruz, el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que ya no hay Fonden, pero “no hay límite presupuestal, lo que se necesite” para apoyar a todos los damnificados.

El mandatario federal fue cuestionado de dónde saldrán los recursos para estos apoyos debido a que ya no existe el Fonden. Ante ello, respondió que dicho fondo era un “barril sin fondo” y se usaba para actos de corrupción como la compra a sobrecosto de insumos como láminas o colchonetas. Afirmó que ahora las emergencias las atiende él directamente junto con integrantes de su gabinete. Sin embargo, no mencionó de qué partida presupuestal saldrán los recursos.  

Informó que el próximo martes encabezará en Palacio Nacional una reunión donde se presentarán los resultados del censo que levantará la Secretaría del Bienestar, lo que determinará el monto de recursos públicos a destinar.

El presidente López Obrador pidió a los habitantes que resultaron afectados confiar en que llegarán los apoyos, y también les pidió no tomar las carreteras. Argumentó que antes de que el huracán tocara tierra en Veracruz, “se actuó con prontitud” por parte de su gobierno y las administraciones estatales y municipales.

El primer mandatario expresó que se dará prioridad a las familias más necesitadas que requieren reconstrucción de viviendas con techos de lámina. Ofreció que a más tardar hoy quedará restablecido el servicio eléctrico en toda la entidad.

Por su parte, el gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García, dijo que hay afectaciones en 62 de los 212 municipios de la entidad por deslaves e inundaciones, entre ellos Zongolica; Miahuatlán; Xalapa; Jilotepec; Actopan; Chicontepec; Coatepec; Tantoyuca; Poza Rica; Misantla; Tuxpan y Perote, entre otros.

De esos 62 ayuntamientos, se definió atención urgente en 24, por requerir el restablecimiento de servicios básicos de energía eléctrica, agua potable y alimentación.

El Censo casa por casa se levantará inicialmente en los 24 municipios declarados en emergencia, se registrarán a jefas y jefes de familia y sus pérdidas de tipo: Ganado (tipo y cantidad) y Productivo, siembra (tipo de cultivo, extensión); daños en la vivienda; servicios de la vivienda (luz, agua, drenaje, teléfono); Pavimentación y caminos.

Por su parte, el secretario de la Defensa Nacional, Luis Crescencio Sandoval, dijo que a través del Plan DN-III fueron instalados 396 albergues donde se proporciona resguardo y alimentación. Mencionó que durante la emergencia fueron rescatados 6 cuerpos; se rescataron a cuatro personas; 34 familias fueron evacuadas; fueron repartidas 380 raciones de alimentos calientes y 3,429 despensas.

jorge.monroy@eleconomista.mx