La Comisión Especial de Debates del Instituto Nacional Electoral (INE) ya perfila los formatos específicos de los tres debates entre candidatos presidenciales, en los que se prevé la interpelación de los candidatos y una participación más activa de los moderadores.

El consejero Marco Antonio Baños informó que la propuesta inicial contempla entre dos y tres moderadores que interactuarán con Margarita Zavala, candidata por la vía independiente; Ricardo Anaya, abanderado de la coalición Por México al Frente, José Antonio Meade, candidato de Todos Por México, y Andrés Manuel López Obrador de la alianza Juntos Haremos Historia.

Pormenorizó que se prevé que los moderadores serán los que formulen las preguntas y tendrán la facultad de solicitar a los aspirantes no evadir cuestionamientos.

La Comisión tenía previsto reunirse la tarde del martes para aprobar los detalles; sin embargo, se pospuso para continuar escuchando a los representantes de los candidatos presidenciales, informó aparte, el consejero Benito Nacif, presidente de la Comisión de Prerrogativas y Partidos Políticos.

Detalló que también se ha propuesto que cada uno de estos ejercicios tenga una dinámica distinta e incorporen diferentes formas de participación de la ciudadanía. Para el primero, a realizarse el 22 de abril en la Ciudad de México, se incorporará el resultado de encuestas representativas en temas de seguridad, corrupción y democracia.

Para el segundo debate, que se realizará el domingo 20 de Mayo en Tijuana, Baja California, se ha sugerido la presencia de público en el foro para que puedan directamente formular preguntas, detalló Benito Nacif. Agregó que para el tercero, que tendrá lugar el martes 12 de junio en Mérida, Yucatán, se ha planteado que los moderadores recojan las dudas a través de las redes sociales.

presenta recurso Ríos Piter

El senador con licencia, Armando Ríos Piter, acudió a las oficinas centrales del INE para denunciar al director de Prerrogativas y Partidos Políticos, Patricio Ballados, y otros funcionarios, por indebido ejercicio de la función pública.

En entrevista, Ríos Piter, conocido como el Jaguar, dijo que la querella se interpuso en contra de funcionarios de la coordinación de Comunicación Social del INE y de Ballados, por haber colocado en su cuenta oficial de Twitter que el aspirante no había acudido a ejercer su derecho de audiencia para analizar los apoyos que presentaron irregularidades, es decir, fotocopias y credenciales simuladas.

“Diversos funcionarios del INE han mostrado un inusitado activismo mediático en contra de mi persona (...)  activismo ajeno a su papel de organizadores imparciales del proceso electoral, asumiendo incluso el papel de actores centrales”, reclamó Ríos Piter.

Al respecto, el INE respaldó el trabajo de Ballados, “que en apego a la legalidad y normatividad vigente, llevó a cabo el procedimiento para la revisión del cumplimiento del porcentaje de apoyo ciudadano”.