En la Cámara de Diputados se preparan reformas a la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública Gubernamental y a la Ley Orgánica del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos para obligar a los grupos parlamentarios a informar a detalle sobre los recursos públicos que ejercen.

Ya se estipula el derecho de todo ciudadano a contar con información referente a distintos aspectos de las labores legislativas (...) Sin embargo, en esta Cámara no se publica íntegramente esta información en un nivel de detalle que permita al ciudadano conocer el destino de los recursos que nos son entregados , reconoce Alfredo Valles Mendoza, coordinador de la fracción parlamentaria del Partido Nueva Alianza, promovente de la enmienda en ciernes.

Entre la información a la que estarían obligados los grupos parlamentarios a poner a disposición del público, destaca la que derive de los requerimientos de transparencia, tanto común como específica.

También la relacionada con su estructura orgánica completa, en un formato que permita vincular las atribuciones y responsabilidades que corresponden a cada servidor público, prestador de servicios profesionales o miembro del grupo parlamentario de conformidad con las disposiciones aplicables, así como el número, categoría, las percepciones ordinarias y extraordinarias que incluyan salario, compensaciones, primas, comisiones, viáticos, gratificaciones y compensaciones en general de todos los movimientos del personal a su servicio, señalando causa y funciones, sea de confianza, honorarios o de base.

La contraloría interna deberá auditar a los grupos parlamentarios respecto del ejercicio de los recursos que les sean asignados y hará público el resultado, principalmente del uso, destino y estado actual del dinero destinado a su funcionamiento.

rramos@eleconomista.com.mx