México Unido contra la Delincuencia presentó al Senado un estudio en el que precisa que hay evidencias suficientes para determinar que la mariguana ayuda a paliar síntomas de ocho enfermedades, por lo que es posible regular un acceso seguro y controlado de esta droga con fines médicos y terapéuticos.

En el informe ¿Mariguana como medicina? Usos médicos y terapéuticos del cannabis y los cannabinoides que fue entregado a las senadoras Cristina Díaz (PRI), Angélica de la Peña (PRD), Laura Rojas (PAN) y Martha Tagle (independiente) destaca que la droga ayuda a paliar síntomas o incidir en el curso de enfermedades como la esclerosis múltiple, la epilepsia refractaria al tratamiento, las enfermedades inflamatorias crónicas del aparato digestivo, así como las náuseas, vómitos y anorexia-caquexia en el contexto de enfermedades graves.

Así como el acompañamiento de reducción de daños en dependientes de drogas, dolor crónico y neuropático relacionado con cáncer y estadios terminales de distintas patologías.

Otras patologías con uso potencial frente a la falta de respuesta al tratamiento convencional son: enfermedades neurodigestivas como la esclerosis lateral amiotrófica o el Parkinson, el síndrome de Tourette, artritis reumatoide, glaucoma de ángulo abierto, psoriasis, osteoporosis y la psicosis.

Por otro lado, senadores del PAN promovieron un punto de acuerdo para solicitar al presidente Enrique Peña un informe en el que explique cuáles son los niveles actuales de consumo de mariguana en el país entre los distintos grupos de edad y de qué forma tiene previsto medir el impacto de una eventual despenalización.

Además de informar el número de pacientes que podrían verse beneficiados con la prescripción médica de los derivados de esta droga.

[email protected]