Ante el desacuerdo e impugnaciones en torno al tope de gastos de campaña del proceso de elección de gobernador del Edomex, el cual quedó en 285 millones de pesos, el Instituto Electoral del Estado de México (IEEM) aclaró que no fue producto de una imposición arbitraria u ocurrencia, sino derivado de la aplicación de la fórmula legal que los propios partidos políticos aprobaron desde la Legislatura local a través de sus diputados.

Frente al debate generado por considerar que es un tope histórico y ofensivo frente a las difíciles condiciones económicas del estado y el país, el presidente del IEEM, Pedro Zamudio Godínez, dijo que el consejo general sólo se ajustó a lo que marca el código electoral, y, si alguien no está de acuerdo, tendrá que esperar al siguiente proceso electoral para modificar la ley.

Además, indicó que frente a los múltiples candados legales será imposible que algún partido o candidato llegue al tope de 285 millones, pues las reglas indican que en ningún momento el dinero privado podrá ser mayor al financiamiento público.

En días pasados los candidatos del PRI, Alfredo del Mazo, y de Morena, Delfina Gómez, propusieron reducir a la mitad el tope de gastos, es decir, dejarlo en 143 millones; por su parte, la representación del PAN interpuso un juicio de apelación para inhabilitar el acuerdo del IEEM y reducir hasta en 100 millones el límite de gastos de campaña.

salvador.corona@eleconomista.mx