Edgar Cortés, integrante del Instituto Mexicano de Derechos Humanos y Democracia (IMDHD), llamó a los legisladores del Congreso de la Unión a publicar el dictamen sobre la Ley de Seguridad Interior a fin de que la ciudadanía lo conozca y discuta.

Cuando haya un dictamen, sabemos que por el acuerdo que hicieron saldrá de la Cámara de Diputados, pero que hay un diálogo y lo están trabajando de manera coordinada, que cuando haya un dictamen, que sea público, que lo podamos conocer y debatir , dijo.

Al participar en el Segundo Conversatorio sobre la Ley de Seguridad Interior en el Senado, el activista expresó la preocupación en el sentido de que el dictamen sea aprobado en los últimos días del periodo ordinario de sesiones, como ha ocurrido con otras leyes que no han dejado satisfecha a la ciudadanía.

Queremos una discusión abierta, clara y no una discusión en lo oscurito y de espaldas a la sociedad , comentó.

Participan víctimas

En el conversatorio participaron víctimas de los 10 años de la guerra contra el narcotráfico, quienes han sido afectadas, de acuerdo con sus testimonios, por integrantes de las Fuerzas Armadas, por lo que coincidieron en la necesidad de que la legislación no se apruebe.

Así lo expuso Claudia Merino, de Veracruz, quien fue torturada por elementos de la Marina y acusada de ser integrante del crimen organizado, cuyo caso dio origen a una recomendación de la CNDH en contra de la Semar.

Yo estoy aquí para pedirle a los senadores que valoren la nueva ley que está por emitirse, es un riesgo lo que ellos quieren hacer para nosotros los ciudadanos , expuso.

A pesar de que este encuentro con víctimas, organizaciones de la sociedad civil y expertos juristas se convocó para que los legisladores obtuvieran diferentes puntos de vista sobre el tema, la presencia de los senadores fue nula, circunstancia que fue criticada por los asistentes.

En su oportunidad, Yolanda Morán, quien tiene un hijo desaparecido en Coahuila y elementos del Ejército han sido señalados por este hecho, consideró que es absurdo para el pueblo el tema de la Ley de Seguridad Interna, pues sin ley que legitime las tareas de las Fuerzas Armadas, aun así violan, secuestran, desaparecen, ejecutan, infunden terror a la población en lugar de brindar seguridad .

Imagínense teniendo esta ley en qué van a convertir este país. El Ejército no está capacitado para brindar seguridad pública ni de investigación criminal, no saben desempeñar esas labores, lo han demostrado , expuso.

Investigaciones académicas

Este señalamiento lo confirman investigaciones del CIDE y México Evalúa. De acuerdo con la primera institución, los enfrentamientos a nivel municipal incrementan la violencia en 6%, si en estos participan las Fuerzas Armadas se incrementa en 8% y si es sólo participación de la Sedena el incremento en la violencia es de 9 por ciento.

El hecho de que nosotros hayamos implementado una política de seguridad de combate frontal al crimen organizado incrementa la violencia, pero esta violencia se incrementa muchísimo más cuando hay participación de los militares , refirió Laura Atuesta, del CIDE.

En tanto, Mónica Ayala Talavera, de México Evalúa, manifestó que cada vez que se captura o ejecuta a un líder del crimen organizado se aumenta 31.2% de los homicidios relacionados con la delincuencia organizada, y 33.9% en los niveles de homicidio en la población en general.

De acuerdo con este estudio, entre el 2006 y el 2010 se eliminaron 25 capos y 160 comandantes, pero la violencia causada por esta estrategia aumentó en 300% en comparación con lo que sería sin la intervención militar , afirmó.