La PGJDF está obligada a informar sobre el clima de violencia que persiste en Iztapalapa, tras los asesinatos de los últimos días el colgado en el puente La Concordia, el abandono de un cuerpo con un narcomensaje, el hallazgo de un cuerpo calcinado, y el más reciente, el secuestro y homicidio del abogado Jorge Julio Islas Muñoz, quien fuera ex funcionario capitalino y dar a conocer si tienen o no nexos con el crimen organizado, manifestó Aleida Alavez Ruiz, legisladora de Morena en la ALDF.

La diputada Aleida Alavez adelantó que presentará un punto de acuerdo en el pleno de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) de la VII Legislatura para que en calidad de urgente se instale la mesa de trabajo interinstitucional, donde además de la secretaria Patricia Mercado estén los responsables de la SSPDF y PGJDF, para evitar que la situación se torne más complicada.

El pasado 4 de noviembre, el cuerpo del ex funcionario de la Contraloría General del DF, Jorge Julio Islas Muñoz, fue encontrado en calles de la delegación Iztapalapa con las manos atadas y un disparo en la nuca, según indica la averiguación previa FAS/T2/1101/15-10, la cual establece que la víctima también presentaba signos de violencia previos a su muerte.

Islas había sido reportado como desaparecido desde el 26 de octubre. Cabe recordar que, en el 2007, Islas descubrió un ejercicio indebido de recursos en el sistema penitenciario capitalino.

Rafaguean a activistas ?sociales en Iztapalapa

Los diputados de la ALDF, Rebeca Peralta León e Iván Texta Solís, demandaron a la PGJDF no echar en saco roto en la investigación si fueron grupos paramilitares o escuadrones de la muerte los agresores de tres activistas sociales del Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (FNLS), en Iztapalapa.

Mientras tanto, la PGJDF sigue en la búsqueda del vehículo Volkswagen Jetta azul desde donde dispararon y huyeron los agresores de Jesús Hernández Reyes, Matías Flores Hernández y Rubicel Hernández García, quienes llegaron a la capital para denunciar ante la CNDH y Amnistía Internacional la presencia de grupos paramilitares en los estados de Hidalgo y Michoacán.

De acuerdo con Peralta León y Texta Solís, los tres activistas fueron lesionados con disparo de arma de fuego en tórax y glúteos en la colonia Chinanpac, luego de que hicieran pública su presencia en la capital, donde denunciarían ante organismos de derechos humanos y Amnistía Internacional el asesinato de dos de sus compañeros ocurridos en septiembre pasado.

Hasta el momento la PGJDF no ha dado a conocer el estado en que se encuentran los agredidos o algún avance del análisis de una videograbación donde se observa la agresión.