El director de la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (Canacar), José Refugio Muñoz, solicitó al gobierno federal eliminar el artículo transitorio de la norma sobre pesos y dimensiones que permite un peso adicional de 4.5 toneladas a los camiones con doble articulación (fuller), con la finalidad de evitar accidentes con lamentables consecuencias.

Las carreteras del país no son inseguras porque están construidas con los estándares internacionales, pero las hacemos inseguras con los pesos que considera la norma 012 , comentó en entrevista.

En México, los fuller cargan generalmente granos, cemento, cerveza, refresco o minerales y están autorizados para transportar hasta 80 toneladas, el mayor peso en el mundo, como se estipula en las leyes vigentes.

El grupo parlamentario del PRD se mostró en favor de revisar la norma, pues en los últimos 15 días más de 50 personas murieron en las carreteras debido a los camiones de doble remolque .

Mayor apoyo académico

El presentante de la Canacar consideró que la decisión de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes de limitar el tránsito de vehículos pesados en las carreteras federales durante los periodos vacacionales es justificada , aunque debemos retomar los trabajos de evaluación de la norma aprobada en el 2008, porque desde octubre del año pasado se terminaron las reuniones con el Comité. También será necesario revisar las condiciones de las unidades y convocar a la UNAM y al IPN para que de manera imparcial hagan su evaluación y determinen los pesos máximos , indicó.

El empresario también denunció que la Asociación Nacional del Transporte Privado, que agrupa a empresas como Coca-Cola o Bimbo, ha ejercido presión para que no se hagan ajustes a pesos y dimensiones porque se perdería competitividad, lo cual considera como una opinión equivocada.

Además solicitó la corresponsabilidad de los usuarios del servicio de transporte, porque también es un tema que les compete.

adelarosa@eleconomista.com.mx