Ex consejeras del Instituto Federal Electoral (IFE) rechazaron que la propuesta del PRI de disminuir el número de legisladores en el Congreso, vaya a solucionar el costo de la democracia.

María Marván Laborde consideró que se puede mantener el número de diputados y senadores, disminuyendo los gastos de operación del Congreso y los costos de las elecciones.

De alguna manera, 500 diputados para un país de más de 150 millones de personas no es un Congreso exagerado, el problema no está en el número de legisladores sino en la cantidad de dinero que se les da , expuso.

La ex consejera Jacqueline Peschard, en cambio, se pronunció por trabajar en una fórmula simple de representación proporcional distinta a la que se aplica a nivel federal, donde, ejemplificó, en la Cámara de Diputados hay 300 legisladores de mayoría y 200 de representación proporcional.

Quizá modificarla para que hubiera una representación más proporcional para que no queden fuera la posibilidad de partidos emergentes que la sociedad está reclamando, que haya nuevas opciones, pues hay un desgaste en la capacidad de representación de las actuales fuerzas políticas , mencionó.

El PRI presentó una iniciativa de reforma constitucional con la que busca reducir de 500 a 400 los escaños en la Cámara de Diputados y de 128 a 96 en la de Senadores, a fin de evitar la sobrerrepresentación o subrepresentación de los partidos.

Ambas ex consejeras del IFE rechazaron esta propuesta como viable para disminuir los costos de la democracia.

En este sentido, Marván Laborde recordó que, además del financiamiento que se le da a los partidos para campañas políticas y gasto ordinario, cada legislador recibe recursos para operación política en sus distritos, por lo que expuso que eso lo debería financiar el partido, para eso tienen gastos ordinarios, no debería ser dinero que salga del Congreso .

Se pueden recortar muchos (gastos) sin necesidad de disminuir el número de diputados y senadores , refirió.

Peschard descartó la opción de reducir el número de legisladores, pues esto afectaría la representación legislativa de las formaciones políticas emergentes.

Acciones en el poder judicial

El Poder Judicial de la Federación (que conforman la Suprema Corte, el Consejo de la Judicatura y el Tribunal Electoral Federal) anunció que ejercerá un ahorro de 1,900 millones de pesos a través de diversas medidas y que reintegrará a Hacienda estos recursos.

La semana pasada el Instituto Nacional Electoral (INE) anunció que no construiría un nuevo edificio para sus labores durante este año que no hay comicios , debido a la situación económica que enfrenta el país.

El Poder Judicial acordó establecer medidas de contención, como diferir proyectos de obra pública no prioritarios; racionalizar viáticos y pasajes, y adquisición de bienes, muebles e inmuebles; gastar menos en ceremonias y en difusión, entre otras acciones.

Las medidas de austeridad que habrán de instrumentarse garantizarán en todo momento condiciones necesarias para una operación eficiente, que asegure el cumplimiento de las funciones del Poder Judicial... y aquellas obligaciones constitucionales establecidas para satisfacer la demanda ciudadana de acceso a la justicia mediante la creación indispensable de Centros Federales de Justicia Penal, juzgados y tribunales , se informó.

El Poder Judicial aclaró que se ha instruido a las áreas administrativas responsables de la planeación y ejecución del gasto a identificar e instrumentar todas las acciones de ahorro que sean viables a lo largo del año .

Los sueldos de ministros

Los titulares de los órganos del Poder Judicial son los funcionarios públicos con mayor remuneración de la administración pública, pues casi la mayoría de magistrados que integran al Consejo de la Judicatura Federal, la Suprema Corte de Justicia de la Nación y el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación ganan más que el presidente de la República.

De acuerdo con el Presupuesto de Egresos de la Federación 2017, el presidente Enrique Peña tendrá percepciones brutas por 4.3 millones, de los cuales 3.2 millones serán su remuneración neta. En comparación, la magistrada presidente del TEPJF, Janine Otálora Malassis, percibirá una suma bruta anual de 6.7 millones, de los cuales 4.5 millones serán la remuneración neta.

Por su parte, el ministro presidente de la Corte, Luis María Aguilar, obtiene percepciones brutas anuales por 6.9 millones, de éstos, 4.6 millones están libres de impuestos; en total más de 1 millón por arriba de lo autorizado para el presidente de la República.