El Observatorio Internacional sobre México alertó que el proyecto dado a conocer por la Suprema Corte sobre la Ley de Seguridad Interior (LSI)  normalizará la militarización en México con fines de seguridad pública, además de que generará un precedente para la región.

Mediante una nota de prensa, el Observatorio, conformado por 10 organizaciones civiles nacionales e internacionales entre las que se encuentra la Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos y Amnistía Internacional, reiteró el rechazo a la aprobación de la Ley de Seguridad Interior.

“Dicho proyecto propone invalidar algunos artículos de la LSI pero, en forma preocupante, concluye que el concepto de seguridad interior es válido en México. Desde el Observatorio Internacional sobre México reiteramos nuestra postura de rechazo a la LSI, sumándonos a las numerosas voces que rechazan esta ley debido a las graves implicaciones que tiene para México”, aseveró el Observatorio.

Las organizaciones civiles señalaron que la norma que fue aprobada en diciembre del año pasado es contraria a diferentes tratados internacionales que ha firmado México debido a que “perpetúa” la presencia de fuerzas castrenses en las calles.

“Somete a las instituciones civiles a la autoridad militar y carece de los mecanismos efectivos de control y rendición de cuentas propios de un régimen democrático. Además, vulnera el derecho a la justicia de las víctimas de abusos militares, así como el derecho a la verdad de la sociedad”, explicó el Observatorio, que se conformó también en diciembre pasado con el objetivo de vigilar el avance de la militarización en el país.

Uno de los puntos que destacó el Observatorio que son de mayor alerta es que la ley abre la puerta para que, ante la ejecución de algún delito, las pruebas del mismo estarán en poder, en primera instancia, de los militares.

“Unido a la ausencia de controles efectivos y mecanismos de rendición de cuentas sobre sus actos, limitará las facultades de las autoridades civiles de procuración de justicia, resultando en impunidad”, aseveró el colectivo de las ONG.

El Observatorio calificó como “nefasto” el resultado de utilizar a las Fuerzas Armadas como una táctica para combatir al crimen.

“Respetuosos de la independencia judicial, exhortamos a los y las ministras de la SCJN a que en su análisis sobre la LSI consideren, además de lo antes señalado, las consecuencias que ha tenido la presencia de los militares en las calles en los últimos 12 años: la violencia que ha generado y las constantes violaciones a derechos humanos (... ) Sería un retroceso que la Suprema Corte validara la LSI, dados los serios riesgos que conlleva para los derechos fundamentales en México”, afirmó el Observatorio.