Las agresiones a la prensa en México no es un daño colateral derivado de la violencia que se padece, sino que es intencional y dirigido a poder controlar el flujo informativo que llega a la sociedad, señaló Ana Cristina Ruelas, de Artículo 19.

Dijo que el uso arbitrario y discrecional de la publicidad oficial genera violencia económica, pues ésta se utiliza como una especie de mordaza, de censura sutil que al final termina restringiendo y mediando las líneas informativas de la prensa .

Al participar en la segunda conferencia anual Violencia y paz: diagnóstico y propuestas para México , enumero que la violencia del plomo es la más dura que se vive y alertó que de enero al 30 de junio del 2017 se tiene registro de 273 agresiones, lo que representa un aumento de 23% en relación al mismo periodo del año pasado.

En su oportunidad, Sara Mendiola, de Propuesta Cívica, declaró que la libertad de expresión y la actividad periodística está siendo lacerada no sólo por el crimen organizado, sino por aquellos que tienen rostro de poder .

Alertó que entre los mecanismos que están siendo utilizados por entes públicos y políticos, está el uso de figuras legales malversadas como instrumentos de censura y agresión , como las demandas de daño moral.