El Partido Revolucionario Institucional (PRI) prevé designar a Alfredo del Mazo Maza como su candidato al gobierno del Estado de México.

De acuerdo con la convocatoria correspondiente, será hasta el 3 de marzo cuando se declare candidato al hijo del ex gobernador Alfredo del Mazo González, por el procedimiento interno de Convención de Delegados.

Los comicios constitucionales para elegir al próximo gobernador del Estado de México se realizarán el próximo 4 de junio.

Agradezco a quienes creen en mí. Conozco mi estado y lo que la gente quiere y piensa. Estoy listo para afrontar y superar los retos que tenemos , escribió en su cuenta de Twitter el presidente de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública de la Cámara de Diputados.

En un segundo mensaje a través de dicha red social comunicó: Con emoción les comparto que solicité licencia como diputado (federal), para buscar ser candidato del PRI al gobierno del Edomex .

En el camino por alcanzar la nominación tricolor se quedaría Ana Lilia Herrera Anzaldo, secretaria de Educación del gobierno mexiquense y la más fuerte aspirante a la candidatura de entre la poco más de media docena de priistas que manifestaron su deseo de contender, quien solicitó licencia al cargo.

La convocatoria referida estable que hoy entre las 10:00 y las 14:00 horas, se llevará a cabo el proceso de recepción parcial de requisitos’’ ante la Comisión Estatal de Procesos Internos; entre los documentos a presentar destaca el que acredite haber solicitado licencia al cargo que se detente.

Del Mazo Maza, presidente municipal de Huixquilucan, Estado de México, durante el periodo 2009-2012 y ex director del Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras), cargo que dejó para contender por la diputación federal que ahora abandonará también, intentó sin éxito en el 2011 ser nominado candidato priista a la gubernatura de su estado pero la decisión recayó entonces en Eruviel Ávila, actual gobernador mexiquense.

Testigos de esa negociación aseguran que desde aquel año Enrique Peña Nieto, hoy presidente de México pero entonces gobernador del Estado de México, se comprometió con su primo a hacerlo candidato al gobierno mexiquense, a cambio de dejar el paso libre a Eruviel, quien amagó con que de no ser nominado por el PRI contendería como abanderado común del PAN y PRD.