Toluca, Estado de México. El presidente Enrique Peña Nieto recibió en el Palacio de Gobierno estatal a su homólogo estadounidense, Barack Obama, y con lo cual inician los trabajos de la Cumbre de Líderes de América del Norte.

El Mandatario estadounidense llegó a bordo del vehículo blindado, mejor conocido como La Bestia , aproximadamente a las 12:41 horas. Tras la recepción, Peña y Obama sostendrán un encuentro privado.

En el Aeropuerto Internacional de Toluca, el Presidente de Estados Unidos fue recibido por el canciller José Antonio Meade, y el embajador de México en la Unión Americana, Eduardo Medina Mora, así como por el gobernador mexiquense Eruviel Ávila.

Antes del mediodía, la explanada del centro de Toluca lució vacía, fuertemente custodiada y cercada. En los alrededores del primer cuadro del Centro Histórico se apostaron policías estatales, federales y fuerzas armadas, incluidas tanquetas. A su vez, helicópteros federales sobrevolaban el lugar del encuentro.

Sólo unos cuantos transeúntes se observaban por la zona. El pasado martes, el gobernador Eruviel Ávila –militante del mismo partido que el mandatario Enrique Peña Nieto, el PRI- agradeció la comprensión de la ciudadanía ante las medidas de logística y de seguridad que se aplicaron en el primer cuadro de la ciudad, con motivo de la Cumbre de Líderes de América del Norte.

El gobernante local previó que resultado de la Cumbre, se registrará una derrama económica superior a los 100 millones de pesos en los sectores de servicios de comida y hotelería de los municipios de Toluca y de Metepec.

mac