Enrique Peña Nieto, presidente electo de México, luego de nueve días de su gira por Europa, que incluyó Alemania, España, Inglaterra y Francia, devolvió a Felipe Calderón el avión presidencial, TP-01 Benito Juárez.

Felipe Calderón utilizó el avión presidencial para viajar a Chihuahua, lugar donde declarará a la localidad de Batopilas como Pueblo Mágico. El mandatario también visitará los municipios de Delicias y la capital, Chihuahua, para cumplir con una gira de trabajo por esta entidad del norte del país.

Por la tarde, el titular del Ejecutivo dará el banderazo de arranque de la obra del libramiento oriente de Chihuahua; y por la noche, ya de regreso en la ciudad de México, asistirá a un evento para conmemorar el Día Internacional Contra el Cáncer de Mama.

Con información de Azteca Noticias

mac