El virtual presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, indicó que una vez que tenga la constancia de mayoría, pedirá al presidente Enrique Peña Nieto que envíe al Congreso una iniciativa para la creación de la Secretaría de Seguridad Pública Federal (SSPF), a fin de que esté constituida el 1 de diciembre.

En conferencia de prensa, López Obrador añadió que conversará con Peña Nieto sobre si la iniciativa puede ser o no preferente; lo que importa, mencionó, es que la SSPF esté constituida desde el primer día del nuevo gobierno.

Al hacer un balance del trabajo que ha hecho en los últimos 30 días, al cumplirse un mes de la elección presidencial en la que obtuvo el triunfo, López Obrador dijo que se ha reunido con ciudadanos, especialistas, investigadores, académicos y sectores económicos y sociales, a fin de preparar las acciones del inicio de su gobierno el 1 de diciembre.

“Estamos trabajando en la elaboración del proyecto de creación de la SSPF, porque queremos que desde el primer día se cuente con la SSPF.

“Una vez que sea presidente electo, le voy a pedir al presidente Peña Nieto que se envíe esta reforma para que podamos tener la aprobación para que empiece a funcionar la Secretaría desde el 1 de diciembre”, refirió.

El político tabasqueño indicó que en su momento conversará con el presidente Peña sobre cuál es la mejor vía para presentar la iniciativa, y destacó que respetará la decisión que tome el primer mandatario, ya que aún él será el presidente de México.

“Se lo vamos a proponer, a ver cuál es su opinión, pero si queremos tener lo más pronto posible la SSPF, puede ser una iniciativa preferencial, pero eso lo va a decidir en su momento (Peña Nieto) y va a ser un planteamiento que vamos a hacer respetando que él es la autoridad competente, pidiéndole que podamos avanzar”, comentó.

Coordinadores Estatales

El virtual presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, negó que el nombramiento de 32 coordinadores estatales en su próximo gobierno, que sustituirán a los actuales delegados federales, tenga el propósito de hacer contrapeso a los gobernadores.

Reiteró que a partir del 1 de diciembre habrá 32 delegados y un coordinador regional por cada estado. Además, informó que nombrará a un coordinador general que dependerá de la Presidencia de la República y estará encargado de la relación del Ejecutivo con los coordinadores estatales.

Obrador expuso que no pretende que su gobierno tenga una confrontación con los mandatarios estatales. Lo anterior, luego de que el gobernador electo de Jalisco, Enrique Alfaro, desconoció a Carlos Lomelí, nombrado por Obrador como coordinador federal en aquel estado.

Al respecto, detalló que no comete ninguna ilegalidad con desaparecer a los 20 o 30 delegados federales que actualmente existen por entidad, pues dijo que es una facultad del Ejecutivo federal la conformación de su gobierno.

“El titular del Ejecutivo tiene la facultad de tener delegados. Ya no va a ser en plural, va a ser un delegado como parte del plan de austeridad, porque actualmente hay como 20 o 30.

“No requerimos de modificar ninguna ley. No es algo que voy a crear, sólo es reducir el número de delegados a uno estatal y uno por región; que va a depender del estatal, y el estatal de la Presidencia de la República”, expuso.

En ese marco, el político tabasqueño prometió respetar la autonomía, autoridad y gestión de los mandatarios estatales. “Un gobernador es electo. Vamos a ser respetuosos de los gobiernos de los estados”, garantizó.

El tabasqueño también reconoció que el traslado de las secretarías de Estado a diversas entidades del país será una acción difícil pero tendrá que ser una realidad al final de su gobierno. “Es un compromiso que tenemos. Dicen por ahí que va a estar muy difícil, pues sí, no está fácil, pero lo vamos a lograr. Necesitamos que el desarrollo del país se dé parejo. No sólo debe haber crecimiento en algunas ciudades, en algunas regiones”, aseveró.

[email protected]