Las dirigencias de los partidos PAN, PRI y PRD encomendaron a senadores, diputados, operadores y observadores electorales 'amarrar las manos' a gobernadores y funcionarios de la administración federal en los 15 procesos electorales de este año.

El PRI pidió a sus legisladores vigilar a funcionarios del gobierno federal para evitar que utilicen programas sociales para apoyar campañas electorales del PAN y su aliado el PRD en algunas entidades.

Además, el PRI designó algunos senadores y diputados como delegados especiales del Comité Ejecutivo Nacional en estados inmersos en comicios.

En tanto, el PRD hizo lo propio y nombró delegados especiales y la comisión política nacional determinó la conformación de un grupo especial integrado por diputados y senadores para cada entidad.

'Este grupo pondrá énfasis en los estados donde los candidatos a gobernadores sean de extracción perredista y donde registran buenas expectativas porque se han generado amplio bloques opositores', se desprende del documento de estrategia electoral del PRD.

Por su parte, el líder nacional del PAN César Nava aseguró que en estados como Oaxaca, han integrado un equipo de vigilancia, en este caso bajo la conducción del diputado Javier Corral para amarrarle las manos al gobierno estatal de Ulises Ruiz.

"Será muy importante la presencia de la prensa local, la prensa nacional, de los observadores nacionales, por supuesto también de nuestros legisladores federales que constantemente vendrán a Oaxaca", sostuvo.

/doch