Por primera vez en la historia de la Ciudad de México, paramédicos se trasladarán en 40 motocicletas para dar atención prehospitalaria de forma gratuita y más rápida a la población involucrada en accidentes.

En la primera etapa serán 30 unidades del Escuadrón de Rescate y Urgencias Médicas (ERUM) y 10 de la Cruz Roja, y se espera que el próximo año lleguen a 73 y 50, respectivamente, explicó la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum.

La funcionaria destacó en rueda de prensa que con esa y otras estrategias, como la incorporación de más voluntarios a finales de 2020, se prevé disminuir los tiempos de respuesta a 10 minutos durante cualquier emergencia en la capital del país.

Hacer eficiente la atención médica y de emergencias no solo reducirá tiempos, también combatirá la presencia de las ambulancias “patito” que suelen incurrir en abusos ante urgencias, consideró la secretaria de Gestión Integral de Riesgos y Protección Civil, Myriam Urzúa Venega.

La funcionaria dijo que el Escuadrón de Rescate y Urgencias Médicas (ERUM) tiene identificada la existencia de por lo menos 80 ambulancias irregulares.

En conferencia de prensa, aseguró que en esta etapa de profesionalización se ha recurrido al apoyo de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) y la Secretaría de Movilidad (Semovi) para iniciar el control de estas unidades.

Para ello, la SSC ya ha detenido a algunas unidades al detectarlas cuando actúan in fraganti; situación que ha sido posible gracias a que la Semovi emplaca las unidades médicas que cuentan con una certificación previa que garantiza que están capacitados.

Agregó que con el incremento de la capacidad de respuesta a llamados de emergencia, para lo cual se prevé que para el año 2020 la espera no sea mayor a 15 minutos, “la necesidad de ambulancias “patito” se va a reducir, porque precisamente ese es el mercado de necesidades en el que se apoyan”.

Reveló que muchas de estas unidades provienen del Estado de México o por lo menos están emplacadas en esta entidad, y suelen colocarse estratégicamente en puntos donde hasta hace poco el acceso a los servicios de emergencia suele dificultarse.

Es por ello que estas unidades llegan mucho antes que las unidades certificadas, pero ahora incluso con la ayuda de las cámaras del C5 ha sido posible identificarlas y proceder a su detención oportuna para evitar que sigan generando problemas.

Advirtió que este problema siempre lo ha habido, pero gracias a las acciones implementadas durante la presente administración, su operación ha comenzado a disminuir referente a años anteriores y se espera lograr un mejor control de estas unidades.

En todo caso, advirtió que no se trata de que dejen de operar, sino que se acerquen a regularizar su situación y se certifiquen, para lo cual se le está invitando a quienes tienen capacidad de brindar servicios de primeros auxilios a que se acerquen para que se les evalúe y se les otorgue la respectiva certificación.