Donald Trump ha dicho en incontables ocasiones que su gobierno es para todos los estadounidenses. Pero sus promesas de campaña, comentarios en Twitter y las órdenes ejecutivas que ya firmó ponen en duda lo que significa ser estadounidense. Esta confusión, al igual que su política exterior, está incidiendo en el ánimo de la población de otros países, como México, en donde un llamado a la unión nacional también está generando dudas sobre lo que es ser mexicano.

NOTICIA: Presentan argumentos contra restricciones migratorias

Existe la creencia de que el principal atributo de la identidad nacional es el lugar de nacimiento: ‘Soy estadounidense porque nací en Estados Unidos. Nací en México, por eso soy mexicano’, dirían muchos. De acuerdo con una encuesta del Pew Research Center, esta creencia es errónea, ya que el idioma es el aspecto más importante de la identidad nacional.

En la mayoría de los países considerados en el estudio, el porcentaje de personas que piensa que el lugar de nacimiento es importante para determinar la nacionalidad no rebasa la mitad de la población; mientras que en prácticamente todas estas naciones, la cantidad de gente que cree que hablar el idioma de un país es importante para ser uno de ellos es de más de dos terceras partes de la población.

NOTICIA: Corte rechaza levantar suspensión a veto migratorio de Trump

En Estados Unidos, 70% de los encuestados dijo que hablar inglés era muy importante para ser considerado estadounidense, algo que la mayoría de los migrantes que viven en este país cumple, ya que más de la mitad habla inglés. En Europa, esta creencia tiene una distribución más o menos uniforme. Para 80% de los húngaros es importante que una persona hable húngaro para que sea considerada nacional de ese país y en Italia, esta proporción es de 59 por ciento.

Los resultados de la encuesta del Pew Research Center están basados en entrevistas telefónicas y cara a cara realizadas bajo la dirección de Princeton Survey Research Associates International y TNS BMRB.

Aunque parece haber un consenso entre quienes consideran a la lengua de un país como el elemento esencial de la identidad nacional; no sucede lo mismo entre aquellos que piensan que el lugar de nacimiento es un aspecto fundamental para establecer la nacionalidad de una persona. En Suiza y Alemania, por ejemplo, esta proporción alcanza apenas 8 y 13%; en Estados Unidos, Reino Unido y España, es superior a un tercio de la población. Y en Hungría, Grecia y Japón, más de la mitad de la población tiene esta opinión.

NOTICIA: Mike Pence defiende a Trump por criticar a juez

Otro de los aspectos que inciden en la concepción de la nacionalidad por parte de una población es la transferencia de tradiciones y costumbres. Según el reporte del Pew Research Center, las fiestas que las personas celebran, su comida, la ropa que visten y las historias que cuentan están asociadas con la identidad nacional, pero la distribución de esta creencia no es homogénea: para 68 y 66% de los húngaros y griegos, sus tradiciones y costumbres son muy importantes para ser considerado un húngaro o un griego. La mitad de la población encuestada en Australia e Italia tiene esta opinión, pero para los alemanes (29%) y los suizos (26%) esta cuestión no parece ser tan importante.

En Estados Unidos, por extraño que parezca, la cultura y las tradiciones también ocupan un lugar importante para considerar a una persona como connacional. Cuatro de cada 10 estadounidenses encuestados dijo que para que una persona sea considerada verdaderamente estadounidense es importante que comparta las costumbres y tradiciones de este país.

La religión es el aspecto menos relacionado con la identidad nacional, de acuerdo con el reporte del Pew Research Center. Aunque el estudio no consideró este aspecto en Japón, en prácticamente todos los demás países incluidos en la encuesta, a excepción de Grecia, la religión no es fundamental para decir si una persona pertenece al país. En la mayoría de los países europeos, a excepción de Italia, Polonia y Hungría, la proporción de personas que cree que la religión es importante para determinar la nacionalidad de una persona no rebasa el 20%, y en Estados Unidos, la cifra apenas rebasa el tercio de los encuestados.

El idioma y la transferencia de las costumbres y tradiciones de un país son los aspectos más importantes a tomar en cuenta cuando de identidad nacional se habla. La religión y el lugar de nacimiento, por el contrario, no son considerados por las personas como elementos fundamentales para determinar si una persona es o no uno de nosotros. Sin embargo, en la mayoría de los países incluidos en la encuesta, este debate sobre la identidad nacional es de carácter partidista.

NOTICIA: Más que vecinos, México y EU son familia: embajadora

En Estados Unidos, por ejemplo, para más de 80% de los miembros del Partido Republicano, hablar inglés es lo más importante para que una persona sea considerada un verdadero estadounidense, mientras que 60% de los demócratas comparte esta opinión. En Europa, sólo algunos países observan esta tendencia. En Francia, el porcentaje de personas que cree que es importante que una persona comparta la cultura y las tradiciones francesas es mayor entre las personas que apoyan al conservador Frente Nacional que entre las que rechazan a este facción política.

Y para ti, ¿qué es ser mexicano?

rodrigo.riquelme@eleconomista.mx