La Cámara de Diputados reveló que cada uno de los 500 legisladores federales disponía de un consumo de hasta de 3,200 pesos mensuales para el servicio de telefonía celular con cargo al erario, lo que representaba un gasto hasta de 19 millones de pesos anuales por ese servicio, el cual se prometió eliminar este año.

Mediante una solicitud de información a la Cámara de Diputados, un ciudadano preguntó: ¿Cuánto se gasta en telefonía al año, por cada diputado y de qué telefonía son? .

Ante ello, la Cámara Baja respondió lo siguiente: Los diputados que ejerzan el derecho al uso del servicio de telefonía móvil están autorizados por el acuerdo del Comité de Administración de fecha 10 de marzo del 2010 hasta por un monto máximo de 3,200 pesos mensuales .

De esa forma, en el supuesto que cada uno de los 500 haya aceptado el servicio, la erogación sería de 1.6 millones de pesos al mes y 19 millones 200,000 pesos al año.

Sin embargo, las bancadas del PRI, Morena y Movimiento Ciudadano, han revelado que renunciaron desde el 2015 a recibir ese servicio, aunque ninguna bancada ha ofrecido comprobación documental.

Asimismo, mediante la respuesta a una solicitud de información (0120000098716), la Cámara de Diputados informó que se trata de la empresa RadioMóvil Dipsa SA de CV, y AT&T Comercialización Móvil S de RL de CV a quienes les encarga el servicio de telefonía celular y fija, respectivamente.

En el oficio LXIII/DGTI/0071/2016, la Dirección General de Tecnologías de la Información destacó que tan sólo en el 2015, la Cámara de Diputados erogó 18 millones 829,477 pesos para el pago de telefonía fija e Internet en todas las instalaciones del recinto legislativo de San Lázaro.

El lunes de la semana pasada, la Junta de Coordinación Política de la Cámara Baja anunció seis medidas de austeridad, entre ellas, que no pagará más el servicio de celular para ningún legislador o funcionario.

Las seis medidas anunciadas por los Coordinadores parlamentarios son: no habrá apoyos adicionales para los diputados federales para sus actividades parlamentarias con motivo del fin de año, como sucedió con los 180,000 pesos que recibieron en diciembre pasado.

Comprobación fiscal

Los recursos complementarios que reciben los diputados más allá de su dieta para el cumplimiento de sus funciones legislativas, deberán ser plenamente comprobados con recibos fiscales, y cuando no sean así deberán ser reintegrados.

También se comprometieron a cancelar todos los viajes internacionales, salvo aquellos estrictamente indispensables y que deberán ser autorizados por la Junta.

También se cancelará la prestación de telefonía celular; no habrá apoyo de vales de gasolina para diputados, y se disminuirá 25% del gasto en alimentos.

El coordinador del Partido Acción Nacional en la Cámara de Diputados, Marko Cortés, dijo confiar en que las acciones de austeridad puedan ofrecer al menos 500 millones de pesos en ahorros.

Dentro de ese marco de austeridad, los legisladores no ofrecieron reducirse el salario que, de acuerdo con el portal de transparencia de la Cámara de Diputados, la dieta mensual de un legislador es de 73,817 pesos, más 45,786 pesos por asistencia legislativa y 28,772 pesos para ofrecer Atención Ciudadana.

jmonroy@eleconomista.com.mx