El huracán Pamela se fortalecía la mañana de este martes mientras se desplazaba por el Océano Pacífico en dirección a la costa oeste de México, donde se espera que impacte el miércoles a la altura del estado de Sinaloa.

Con vientos máximos sostenidos de 130 kilómetros por hora (km/h), el ciclón se localizaba a 455 kilómetros al suroeste del puerto turístico Mazatlán, informó el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos.

Pamela, un huracán categoría 1 en la escala Saffir-Simpson, avanzaba a 20 km/h rumbo al norte, y está previsto que pase este martes cerca del extremo sur de la Península de Baja California, donde se localizan centros turísticos como Los Cabos.

Las autoridades mexicanas lanzaron una advertencia de huracán desde Bahía Tempehuaya hasta Escuinapa, e informaron que bandas nubosas generaban rachas de viento y lluvias muy fuertes en los estados Jalisco, Nayarit y Sinaloa.

"Las precipitaciones generadas por el ciclón tropical podrían generar deslaves, incremento en los niveles de ríos y arroyos, y desbordamientos e inundaciones en zonas bajas", la Comisión Nacional del Agua (Conagua) en un comunicado.