Fiscalización aleatoria a los recursos que utilicen en campaña los candidatos, su presentación de declaración de bienes, así como solicitudes a instancias gubernamentales de que no tienen abierta alguna averiguación previa son ejes del blindaje que de manera inédita asumirá el PRI con el fin de evitar una intromisión de recursos de procedencia ilícita e injerencia del crimen para los comicios del 2012.

Las medidas aplicarán de entrada para los candidatos a puestos de elección federal; es decir, los que aspiran a ser diputados y senadores, y al precandidato presidencial, Enrique Peña Nieto, informó el líder del PRI, Pedro Joaquín Coldwell.

El presidente partidista informó que el acuerdo de blindaje será planteado esta semana por el CEN priísta para su aprobación de la Comisión Política Permanente del PRI.

Este blindaje incluye la creación de la Comisión de Vigilancia del Financiamiento a las Campañas del PRI, encabezada por la Secretaría de Finanzas del CEN priísta.

Durante el anuncio, Pedro Joaquín Coldwell se pronunció porque, como parte de este blindaje, exista una concurrencia con las instancias del gobierno federal.

Además explicó que las auditorías sorpresa a los recursos usados para las campañas correrán a cargo de la Comisión de Vigilancia y se aplicarán en 25 distritos, tras recordar que el IFE hará lo propio en 50 más, por lo que -añadió- serían supervisados unos 75 candidatos federales.

Para la Cámara de Diputados, el país se divide en 300 distritos, es decir, cada partido puede tener hasta 300 candidatos a diputados federales de mayoría relativa. Asimismo, los partidos tienen candidatos plurinominales, lugares que se designan de acuerdo con la votación recibida. En total se asignan 200 curules plurinominales. En el caso del Senado se integra por 128 legisladores, de estos 32 son pluris. Es decir, las auditorias sorpresa se aplicarían ni a una cuarta parte de sus candidatos al Senado y a la Cámara de Diputados.

Informaron que además se requerirá la declaración patrimonial a cada aspirante, aunque aclaró que se resguardarán los datos conforme a la ley vigente. Aseguró que quienes sean corruptos no serán candidatos del partido y cuando existan pruebas fehacientes de nexos con el crimen organizado se negará o cancelará el registro.

La Comisión también solicitará a los candidatos que por escrito y bajo protesta de decir verdad indiquen que carecen de vínculos con la delincuencia organizada y -puntualizó- será esta instancia la que solicite a dependencias gubernamentales si existen o no averiguaciones previas instauradas en contra de los aspirantes.

La violencia acecha campañas y ha hecho víctimas a candidatos de diversos partidos. Los hechos demuestran la necesidad de blindar lo más pronto posible las elecciones del 2012 para protegerlas de la injerencia del crimen organizado, del dinero ilícito y de la violencia , dijo.

QUE PARTICIPE EL IFE

En tanto, Jesús Zambrano, presidente del PRD, dijo que su partido busca que se establezca un acuerdo nacional contra el lavado de dinero y blindar los procesos electorales. En dicha estrategia se espera la participación de IFE, gobierno federal, Cámara de Diputados y partidos.

La intención es que haya una vigilancia estricta del proceso electoral y evitar la intromisión de dinero sucio en las campañas proselitistas, dijo Zambrano quien urgió a la consolidación de acuerdos entre las instancias del gobierno federal, el Legislativo y los partidos políticos para proyeger los comicios federales, pues advirtió existe la amenaza de que haya en julio próximo, poca participación de votantes por la presencia del crimen organizado.