Aún con la ventaja que el candidato de la coalición del Revolucionario Institucional (PRI), Verde Ecologista de México (PVEM), Nueva Alianza (Panal) y Encuentro Social (PES), Alfredo del Mazo, registra en el Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP) sobre sus contendientes a la gubernatura del Estado de México, esta fuerza política registró una caída en las preferencias en comparación con la elección pasada.

De acuerdo con datos del PREP, Del Mazo obtuvo 33.7% de los votos, mientras la abanderada de Morena, Delfina Gómez Álvarez, registró 30.8% de la preferencia. Es decir, la distancia entre los candidatos fue de casi tres puntos porcentuales.

Con 97% de las actas contabilizadas al cierre del PREP, el candidato de la alianza entre los partidos PRI, PVEM, Panal y PES obtuvo 1 millón 955,347 votos En tanto, la aspirante del partido Movimiento Regeneración Nacional, 1 millón 786,962 sufragios. Es así, que la diferencia entre ambos contendientes fue de 168,385 votos.

Cabe recordar que las pasadas elecciones a gobernador celebradas el 3 de julio del 2011 las ganó la Coalición Unidos por Ti, conformada por el PRI, PVEM y Panal con 64.94% de los votos válidos emitidos. Con una diferencia cercana a 43 puntos porcentuales, la coalición Unidos Podemos Más, integrada por los partidos de la Revolución Democrática (PRD), del Trabajo (PT) y Convergencia, que obtuvo 21.96%; en tanto que el Partido Acción Nacional (PAN) con 12.87%, se ubicó como la tercera fuerza política del estado.

Durante la jornada electoral del domingo pasado, la tercera fuerza política quedó en manos del PRD, cuyo candidato Juan Manuel Zepeda Hernández logró 1 millón 031,791 votos, lo que representa 17% de la participación electoral; mientras que el PAN, por quien contendió Josefina Vázquez Mota, registró en el PREP 654,681 votos, lo que significa 11.2% de las preferencias.

En el Código Electoral del Estado de México se establecen mecanismos para objetar la elección y se pueda proceder a un recuento de votos.

Por ejemplo, el artículo 358, que describe el proceso para llevar a cabo los cómputos distritales, establece que el Consejo Distrital deberá realizar nuevamente el escrutinio y cómputo de la votación recibida en una casilla cuando existan objeciones fundadas de un partido.

Y una objeción fundada será cuando el número de votos nulos sea mayor a la diferencia entre el primero y el segundo lugar de la elección.

Asimismo, se establece que si la diferencia entre el ganador de la elección en un distrito y el segundo lugar es igual o menor a 1 punto porcentual de la votación válida emitida, el Consejo Distrital deberá proceder a realizar el recuento de votos en la totalidad de las casillas, si un partido así lo exige.

Los otros conteos

En Nayarit, la alianza Juntos por Ti del PAN, PRD, PT y PRS se inclina por llevarse la mayoría de los cargos políticos. De acuerdo con los resultados arrojados por el PREP, con 98% de las actas capturadas, el aspirante Antonio Echevarría García obtuvo la delantera con 178,107 votos (38.6%) contra 123,572 (26.8%) sufragios del candidato del PRI, Panal y PVEM, Manuel Cota Jiménez.

Ante lo cerrado de los resultados electorales, la consejera presidenta del Instituto Electoral de Coahuila, Gabriela de León Farías, ha hecho un llamado a los diferentes actores de esta contienda para esperar los resultados oficiales que arrojarán los cómputos distritales y municipales que iniciarán el miércoles 7 de junio. Sólo el desarrollo de este ejercicio determinará los resultados oficiales de la elección de la gubernatura del estado, por lo que nadie puede proclamar un ganador en estos momentos , dijo.

Y es que al último corte del PREP, con el 100% de las casillas computadas, Miguel Riquelme, candidato a gobernador de la coalición Por un Coahuila seguro, del PRI, Nueva Alianza, Verde Ecologista y partidos estatales, lleva la delantera con 38.3%, mientras que su contrincante del PAN, Guillermo Anaya Llamas, presenta 36.8 por ciento.

De acuerdo con el último corte del PREP Veracruz, con 99.9% de las actas computadas la coalición PAN-PRD se ha llevado 112 alcaldías, seguido de la alianza PRI-PVEM con 36.