Legisladores del PRI, PAN y Nueva Alianza coincidieron en que la reforma educativa anunciada por el presidente Peña Nieto dará transparencia en la carrera magisterial y mejorará los niveles de calidad y cobertura.

El vicecoordinador del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en el Senado, Arturo Zamora Jiménez, destacó que es buena noticia para México que la educación sea una de las prioridades del nuevo gobierno, sobre todo para revertir los niveles de deserción, reprobación y baja cobertura en algunos niveles.

"Nos declaramos listos en el Senado para recibir la minuta, una vez que la analice la Cámara de Diputados, y estamos comprometidos con apoyar el fortalecimiento del sistema educativo nacional en temas como la carrera magisterial, así como más y mejor cobertura y calidad en la educación", señaló en entrevista.

A su vez, la senadora del Partido Acción Nacional (PAN), Marcela Torres Peimbert, indicó que es "esperanzador" que el presidente Enrique Peña presente una iniciativa sobre el sector educativo.

Uno de los tópicos que debe incluir la reforma es que el Instituto de Evaluación Magisterial haga un censo para conocer cuántos maestros están en las aulas y cuántos con permisos o comisiones en el SNTE, y que cobran sus sueldos.

La legisladora se congratuló porque el Pacto por México firmado por los partido políticos e impulsado por el Ejecutivo federal se empiece a cumplir con celeridad para trabajar por el bien de los mexicanos.

En tanto, la coordinadora de Nueva Alianza en la Cámara de Diputados, Lucila Garfias Gutiérrez, afirmó que su partido apoyará la iniciativa de reforma educativa que hoy presentó el presidente Enrique Peña Nieto.

En entrevista, señaló que uno de los principales temas es la autonomía del Instituto Nacional de Evaluación, el cual ha sido impulsado por su partido.

Expuso que cuando esa iniciativa llegue a la Cámara de Diputados, que es la cámara de origen, no se opondrán a cualquier reforma que sirva para que la educación sea de calidad.

En su opinión, dicha iniciativa no pretende lesionar al Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), sino tener un censo puntual de las condiciones educativas, "y desde luego, el tema del Instituto de Evaluación Educativa, que sea autónomo y cumpla el objetivo para el que fue creado".

Añadió que tiene entendido que el SNTE participará y dará su punto de vista, así como es obligación de los diputados hacer el análisis de esa iniciativa, y Nueva Alianza estará al tanto, pues se trata de iniciativas con las que están de acuerdo.

"Me parece que se retoma un tema que nosotros presentamos aquí en la Cámara de Diputados, hacer un censo es una exigencia que hemos tenido siempre, pues ¿cómo es posible que el gobierno federal y la Secretaría de Educación Pública no sepan cuántos maestros y cuántas escuelas tenemos?", cuestionó.

Garfias Gutiérrez consideró que lo anterior transparentará todos los renglones en materia educativa.

Las plazas de maestros no se heredan, para ocuparlas se tiene que hacer examen, tema que fue de reforma educativa en el gobierno pasado que encabezó Felipe Calderón, puntualizó.

mac