El dirigente nacional del PAN, Gustavo Madero, calificó como hipócrita el proyecto priísta para proteger las campañas electorales y en respuesta dio a conocer una propuesta, que incluye reglas para que los candidatos se sometan a controles de confianza y antidoping.

La propuesta panista, que será presentada hoy en el IFE, prevé la posibilidad de que la autoridad electoral audite constantemente los gastos de campaña.

Madero aseguró que los partidos políticos deben garantizar la no intromisión del crimen organizado, tenemos casos muy documentados de gobernadores y exgobernadores que han tolerado, como Mario Villanueva .

Esta iniciativa resulta indispensable, sobre todo ante la hipocresía del PRI que pretende curarse en salud. Su propuesta busca que los partidos evadan responsabilidades y que las autoridades electorales abdiquen de sus atribuciones para endosárselas al gobierno federal , dijo.

El documento del PAN pretende crear mecanismos para sancionar en caso de encontrar vínculos de candidatos o de sus recursos con el narcotráfico y la delincuencia organizada.

Las pruebas de control de confianza se aplicarían en los centros acreditados por el Sistema de Seguridad Nacional (incluiría detección de mentiras, detector de voz e investigación de antecedentes). Esta medida se aplicaría de manera aleatoria. El antidoping, aleatorio también, pero se aplicaría antes del registro y durante el periodo de campaña.

Madero aseguró que es necesario proteger el proceso electoral porque existen temores fundados de la intervención del crimen organizado, como en el caso del asesinato del edil de La Piedad, Michoacán.

jreyes@eleconomista.com.mx