El Teniente coronel de Caballería Diplomado de Estado Mayor, Juan José Verde Montes, fue el responsable del operativo que concluyó con la liberación de Ovidio Guzmán López, informó el secretario de la Defensa Nacional, Luis Crescencio Sandoval.

Indicó que el teniente encabezaba al Grupo de Análisis de Información de Narcotráfico (GAIN), cuyos integrantes sugirieron al gabinete de seguridad liberar al hijo de Joaquín, el Chapo, Guzmán, el pasado 17 de octubre.

Durante la conferencia matutina en Palacio Nacional, el general Luis Crescencio Sandoval indicó que el teniente y su grupo tomaron la decisión de manera individual de iniciar el operativo, conforme a los protocolos, y luego él informó al gabinete de seguridad.

“Este grupo que realiza el análisis del blanco, que está obteniendo información para poder realizar el planeo posterior y la operación. Cuando el día 17 ubica al blanco, el grupo decide actuar en contra del presunto delincuente, a esa hora lanza la operación. Ellos toman la decisión porque es el momento en que pueden o ellos estiman poder llevar a buen fin la operación que tenían en desarrollo”, sostuvo.

El general secretario mencionó que fue a las 6:49 de la tarde del 17 de octubre cuando en una decisión colegiada, el gabinete de seguridad resolvió liberar a Ovidio Guzmán, con base en la información del GAIN.

Dijo que no se trasladó al presunto delincuente a ningún lugar, ni tampoco fue vestido de militar, sino que las fuerzas federales se retiraron del sitio donde Ovidio Guzmán inicialmente fue capturado, es decir, en una residencia de la calle José Muro Pico del fraccionamiento Tres Ríos en Culiacán.

“(A las) 6:49 de la tarde se toma la decisión, se le transmite a la gente que estaba en la operación y en ese momento se retira la fuerza; dejan al presunto delincuente ahí en el punto, nunca es  movido de ahí, se retiran y todo el escalón que teníamos alrededor de la casa que estaba bajo vigilancia todo eso se empieza a retirar hacia el cuartel militar. Ésa es la forma en que sucede”, planteó.

El general mencionó que está abierta una investigación en la Fiscalía Militar para determinar si procede alguna sanción contra los elementos militares que participaron en el operativo, y se indaga por qué iniciaron el despliegue sin contar con la orden de cateo correspondiente.

Finalmente, el general Luis Crescencio Sandoval aseguró que la Sedena ya realiza los trabajos correspondientes para evitar que haya nuevos operativos fallidos.

“Nos equivocamos  y se rectificó”

“Nos equivocamos” con el operativo de captura de Ovidio Guzmán, “y se rectificó” con su liberación para evitar la muerte de personas inocentes, dijo el presidente Andrés Manuel López Obrador.

El mandatario también negó que el gobierno de Estados Unidos haya exigido a México la detención del hijo de Joaquín, el Chapo, Guzmán.

“Nosotros no recibimos órdenes de Washington, porque en una de esas sale en la portada (de un medio de comunicación) de que nos instruyeron, y que por eso se actuó”.

López Obrador admitió que dicho operativo fue impreciso, aunque pidió comprender que la liberación del hijo de Joaquín, el Chapo, Guzmán fue para evitar la muerte de personas inocentes.

Advierten riesgo

La organización Causa en Común mostró su rechazo a la decisión del gobierno federal de dar a conocer el nombre del militar encargado del operativo para detener a Ovidio Guzmán, en Culiacán, Sinaloa, ya que se pone en peligro su integridad.

A través de un pronunciamiento, Causa en Común consideró que el gabinete de seguridad está obligado a fortalecer las fuerzas armadas, a apoyarlos en su difícil tarea de combatir la delincuencia y que no es vulnerándolos como se logrará su fortalecimiento.

Además, indicó que dar el nombre del militar encargado de dicho operativo violaría el artículo 113 de la Ley General de Transparencia, relacionado con la reserva de información que, en su fracción V, señala que no se puede revelar información que ponga en riesgo la seguridad de una persona física.

Piden custodios mejores condiciones

Los custodios del penal de Atlacholoaya, en Xochitepec, Morelos, entraron en paro indefinido hasta que no sean destituidas las autoridades internas y reubicados los internos que generaron los hechos violentos en las jornadas previas, afirmaron.

De acuerdo con medios locales, luego de que fueron agredidos y tomados como rehenes, los custodios del Cereso se niegan a laborar en esas condiciones, las cuales son de inseguridad, dijeron.

Incluso, señalaron que nuevamente fueron retenidos este jueves por internos, por lo que, al igual que el personal administrativo, dijeron que solicitan garantías y continuarían afuera del penal hasta que obtuvieran una respuesta de las autoridades.

Por otra parte, reconocieron que acudió al penal el comisionado de Seguridad Pública, José Antonio Ortiz, quien escuchó sus demandas, y dijeron temer represalias por lo acontecido durante los últimos días.

El 29 y 30 de octubre pasado, se registraron en el Cereso de Atlacholoaya enfrentamientos que dejaron un saldo de siete personas muertas y varias heridas. (Notimex)