Ante más de 115 embajadores y cónsules de México asistentes a la XXVI Reunión Anual de Embajadores y Cónsules, el presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), Luis Raúl González Pérez, refirió que la situación de derechos humanos atraviesa por un periodo de crisis en algunas partes del país e hizo un llamado urgente a realizar un ejercicio autocrítico, con el propósito de buscar mecanismos para hacer compatible el discurso exterior con la política interior en la materia.

A puerta cerrada, el ombudsman nacional se reunió con el cuerpo diplomático en la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE). A través de una comunicación oficial, la CNDH informó que Luis Raúl González Pérez indicó a los diplomáticos que el activismo internacional que ha tenido México en la presentación y seguimiento de iniciativas en diversos foros no se ha traducido adecuadamente en el plano interno, lo que ha contribuido a la desconfianza y falta de credibilidad en las instituciones del Estado.

Luis Raúl González Pérez, quien asumió el cargo el pasado noviembre, mencionó que la sociedad demanda acciones inmediatas y efectivas que den cauce y respuesta a sus exigencias de justicia, legalidad y respeto pleno a la dignidad humana. El ombudsman nacional se refirió asimismo a diversos casos de violaciones a derechos fundamentales, tales como Iguala y Tlatlaya, que dieron visibilidad a un malestar social muy difundido.

Acotó que la compleja situación de México en materia de derechos humanos hace que asuntos como tortura, ejecución extrajudicial, migración, discriminación en todas sus formas -especialmente hacia las mujeres-, derechos de los pueblos indígenas, trata de personas, ataques a periodistas y defensores civiles de derechos humanos, así como la exigibilidad de los derechos económicos, sociales y culturales, requieran especial atención y seguimiento durante el año que comienza.

Ante ello, solicitó a los integrantes del Servicio Exterior Mexicano a ubicar de forma urgente en el centro de toda la administración pública la defensa y protección de los derechos humanos y la atención especial a las víctimas de violación a sus derechos fundamentales.

El presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos dijo que los derechos humanos son tema crucial de la política exterior de los estados nacionales, que deben actuar con transparencia y rendir cuentas de sus actos.

ana.langner@eleconomista.mx