La secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, ofreció a mujeres y familiares víctimas de violencia que mantienen tomadas las instalaciones de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), en el centro de la CDMX, todo el acompañamiento de esa institución, aunque les dijo que sus demandas tienen que ver con instancias de justicia autónomas.

“Las acompañamos, no queremos comprometernos a algo que no podamos hacer; específicamente no somos agentes del Ministerio Público; no somos procuradurías ni fiscalías ni estamos en los tribunales, pero lo que sí podemos hacer es acompañarlas para destrabar algunas cuestiones de estas instancias de procuración e impartición de justicia. Para no minimizar este dolor que ustedes también tienen. Sin juicios de valor”, planteó Sánchez Cordero al recibir al grupo de mujeres encabezadas por la señora Yesenia Zamudio, integrante del colectivo Ni una menos y madre de víctima de feminicidio en la Ciudad de México.

“Se vale que estén enojadas, que tengan estos reclamos, se vale, porque no es posible que no tengan respuesta en años en lo que debiera ser una respuesta rápida, expedita, eficiente, pero sí queremos decirles que el acompañamiento desde estas instancias de gobierno es integral y es un acompañamiento que va a significar un antes (y) un después”, les dijo la secretaria Sánchez Cordero.

La funcionaria ofreció al grupo de mujeres acompañamiento de la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres (Conavim); la Comisión Nacional de Búsqueda, del Instituto Nacional de las Mujeres, para “romper pactos de silencios y avanzar en las investigaciones” por parte de las procuradurías y fiscalías.

“Este es un tema del Estado mexicano (...) Estos abusos de poder y violencias no son justos y correctos. Estamos conscientes del dolor, de la tristeza que ustedes tienen y la fuerza que les ha dado este dolor para seguir adelante, y aun con el corazón rojo, con el cuerpo cansado, están aquí para luchar por la causa que las mantiene como guerreras, que es lo que han sufrido como violencias, ustedes o sus hijas”, planteó Sánchez Cordero.

La secretaria se reunió, más tarde, con madres de personas desaparecidas en el país.

En tanto, el subsecretario de Derechos Humanos, Alejandro Encinas, acudió a Michoacán a colocar la primera piedra del centro de resguardo forense en Morelia. Afirmó que con la obra se dará resguardo digno a los cuerpos exhumados de fosas clandestinas.

politica@eleconomista.mx