Organizaciones de la sociedad civil entregaron a senadores una iniciativa de ley con la que buscan eliminar el arraigo y que sean los jueces quienes decidan la pertinencia de la prisión preventiva oficiosa como medida cautelar.

En conferencia de prensa, Alonso González Villalobos, integrante de la Red Nacional de los Juicios Orales y el Debido Proceso, recordó que aún existen pendientes en la reforma constitucional del 2008 en materia de justicia, los que consideró no corresponden con las exigencias de la democracia en la administración de la justicia .

Una de las mayores manifestaciones de ello tienen que ver con la prisión preventiva oficiosa; si queremos graduarnos como ciudadanos, país e institución de primer mundo, es indispensable que empoderemos a nuestros jueces locales y federales para que sean ellos y no la ley los que señalen si en un caso concreto, concurre algún riesgo que haga necesaria la imposición de una medida cautelar , dijo.

El activista refirió que si se continúa actuando de formas que la prisión preventiva es la mejor forma de investigar los delitos, nunca tendremos ni juzgadores ni por tanto policías capacitadas a las que se les exija resultados para poder demostrar, en su caso, la necesidad de cautela consistente en la prisión preventiva cuando así lo amerite .

González Villalobos detalló que la iniciativa no pretende eliminar la prisión preventiva, sino que sean los jueces los que decidan la aplicación de esta medida cuatelar.

En la conferencia de prensa estuvieron presentes los presidentes de las Comisiones de Derechos Humanos, Justicia y Gobernación, Angélica de la Peña, Fernando Yunes y Cristina Díaz, entre otros legisladores.

politica@eleconomista.mx