El jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera (MAM), dijo que en la elección del candidato presidencial del Frente Ciudadano no se puede permitir un dedazo.

Consideró que el método “es algo que se tiene que resolver en breve y es algo en lo que estamos muy interesados que se diseñe de manera democrática”.

Indicó que mantiene su interés por ser el candidato del bloque político, ya que es la única vía para hacer un cambio de régimen, tras opinar que ningún otro proyecto está hablando de cambiar el presidencialismo por medio de gobiernos de coalición.

Por otro lado, la presidenta nacional del PRD, Alejandra Barrales, expuso que el Frente no busca una imposición en los 32 estados del país.

“Estamos trabajando para que, poco a poco, como en la Ciudad de México prevalezcan las dinámicas de cada localidad y que vayamos avanzando en la conformación del frente a nivel nacional (...) Lo deseable es que coincidamos todos, pero en el frente no puede haber una imposición ni nacional ni en local”.

En el marco de la firma de intención para crear el Acuerdo por la Ciudad de México con los partidos locales del PAN, PRD y MC, Barrales abundó que en el Frente estarán todos los que estén dispuestos a ser integrantes: “no hay precandidatos y la única condición es que pudiendo ser o no favorecidos, estemos dispuestos a apoyar este programa”.