El presidente nacional del PRI, Pedro Joaquín Coldwell, aclaró que la suspensión de derechos de militantes se da cuando hay acusaciones formales de la Procuraduría.

Cuestionado sobre la información respecto del exgobernador de Tamaulipas, Eugenio Hernández, y si se tomaría la misma decisión de solicitar la suspensión de militancia -como ocurrió con Tomás Yarrington-, el priísta indicó: En el PRI actuamos a partir de criterios uniformes, el criterio que seguimos para suspender los derechos de los militantes es cuando se den casos de acusaciones formales de la Procuraduría ante jueces. En tanto una situación como ésta no se ve, no suspendemos derechos de los militantes , argumentó.

En conferencia de prensa, el líder del tricolor fue cuestionado si no observaban una cacería de brujas, a lo cual indicó que de las investigaciones que se llevan a cabo de políticos durante un proceso electoral, cuando han considerado que hay indicios de un uso partidario de la procuración de justicia, se ha denunciado.

Hemos reclamado que las investigaciones se lleven conforme a derecho, como también hemos indicado que corresponde a cada militante del partido afrontar su propia responsabilidad por actos que investiguen las autoridades, puntualizó el líder del nacional PRI.

Respecto de si no hubo una decisión precipitada en el caso Yarrington, el Presidente del PRI afirmó que el criterio que siguen en su partido es de respeto a la presunción de inocencia.

La determinación que tomamos en el caso del señor Yarrington, en donde ha habido ya una acusación formal de un fiscal del sur de Texas ante un juez, fue suspender sus derechos, recordó; se le suspende su militancia en tanto transcurra el juicio, que es el que va a determinar su inocencia o su culpabilidad, añadió Pedro Joaquín.

Algunas personas nos dicen: se precipitaron, y otros nos dicen: por qué no lo expulsaron (a Yarrington). Éste es el criterio que hemos venido siguiendo, nos parece que es lo más apegado a nuestros estatutos y a la legalidad , afirmó.

[email protected]