Benjamín Medrano es un diputado federal por el PRI que habla abiertamente de su homosexualidad. Sin embargo, precisa que no pretende casarse ni adoptar hijos con su pareja, como plantea la iniciativa del presidente Enrique Peña Nieto sobre matrimonios igualitarios, actualmente en trámite de dictaminación en la Cámara de Diputados.

He sido criticado, incluso por grupos LGBT, porque yo no me casaría. Pero eso no quiere decir que yo no promueva que se puedan casar , aseveró.

En entrevista, Medrano Quezada considera que estaría bien que se aprobara esa iniciativa presidencial, porque habría seguridad social para su pareja. Sin embargo, estima que hay cosas más importantes en este momento, como discutir el Paquete Económico del próximo año.

También argumenta que no es el mejor momento para que pudiera hacerse la reforma, porque está accidentado, porque ha habido inconformidad entre la gente que maneja la Iglesia en este país, que es un movimiento muy importante . Por ello, considera que la iniciativa debería esperar: somos más los católicos que los homosexuales en este país , afirmó.

El legislador reconoce que entre los grupos de defensa de la familia y la Iglesia hay un rechazo a que se llame matrimonio a la unión de parejas del mismo sexo.

Quizá ésa sea una de las cosas que la Iglesia y la gente no quiere. Que se le llame matrimonio, porque etimológicamente el matrimonio, la propia palabra viene de matriz, de la matriz, de cómo se puede generar hijos. Bueno, si no se le llama matrimonio, podemos sentarnos en foros para discutir si es matrimonio o sociedades en convivencia , refiere.

Indica que en este tema hay una participación activa de la Iglesia, que provoca inquisiciones, odio y tensión entre la sociedad: Yo quisiera no verla, pero por supuesto que hay participación de la Iglesia. A mí me gustaría que muchos de los sacerdotes, de los obispos y cardenales tuvieran la conciencia y la humildad que el papa Francisco ha demostrado. Que mientras él solicita al mundo perdón a los homosexuales por todo lo que hemos padecido, hay iglesias y cardenales inquisidores que no son fraternos .

El legislador priista presentó a la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados una iniciativa para insertar en la Constitución la palabra orientación sexual como un derecho ciudadano.

La orientación es lo que uno decide y determina con lo que uno define para su vida, lo que le va a dar a uno la satisfacción de amar, de sentirte pleno, ésa es la orientación , argumenta.

¿Encuentra eco en su partido, porque el PRI frenó la iniciativa de matrimonios igualitarios?

No se ha dejado fuera. A mí jamás me ha dicho mi coordinador (César Camacho Quiroz) o el PRI que no lo deba de decir. Estoy orgulloso de pertenecer al PRI porque es un partido que me ha dado la apertura, sabiendo que soy total y abiertamente homosexual, que tienen un diputado valiente y que habla de su sexualidad.

[email protected]