La pandemia no las detuvo y de nueva cuenta, el hartazgo y la violencia las hicieron salir a las calles. Este lunes 8 de marzo, cerca de 20,000 mujeres, incluidas niñas y jóvenes se manifestaron para exigir un alto a la violencia de género que viven a diario en México.

Con cantos, gritos y consignas, miles de mujeres mexicanas pintaron de morado y rosa zonas las calles del Monumento a la Revolución, pasando por avenida Juárez y la calle 5 de mayo, en la CDMX.

"Ni una más, ni una más, ni una asesinada más". "¡Señor, señora, no sea indiferente. Se mata a las mujeres en la cara de la gente!", fueron algunas de las consignas que mujeres lanzaron en su trayecto. A su pasó, los reclamos también quedaron plasmados en las paredes y vallas de la zona.  

Aunque en año anteriores los reclamos eran dirigidos para el Estado y la sociedad masculina en general, en esta ocasión hubo dedicatorias directas: “¡Un violador no será gobernador!”, se escuchó gritar en repetidas ocasión en clara referencia a la candidatura de Félix Salgado Macedonio para el gobierno de Guerrero.

A la marcha, se unieron diversos contingentes, desde las madres víctimas de feminicidio, estudiantes de diversas casas de estudios como la UNAM, el IPN o UAM, hasta mujeres transgénero.

“Tengo dos hijas y estoy harta de vivir con miedo al no saber si un día saldrán a la calle y que no regresen”, contó Ruth, una mujer de 54 años que junto a una de sus hijas decidió alzar la voz. 

Ruth, junto con Daniela, su hija de 25 años, describió cómo es increíble que el gobierno haga oídos sordos a las manifestaciones de tantas mujeres ante tantos casos de violencia contra ellas. 

Mientras que Lizet, otra madre que marchó junto a sus tres hijas, se dijo motivada a salir a las calles por la violencia, cada vez más cruel de la que son víctimas las mujeres de México. 

“Quiero que cambie esto por mis hijas”, dijo. Al igual que Ruth lamentó la falta de respuestas del gobierno federal al hartazgo de las mujeres.

Así como en la CDMX, en Puebla, Chiapas, Nuevo León, Guerrero, Oaxaca y Colima, entre otros estados más, miles de mujeres exigieron parar la violencia contra ellas. 

Lesionados

Un total de 62 policías y 19 civiles resultaron lesionadas durante la marcha del Día Internacional de la Mujer, informó el gobierno de la CDMX.

Una de las principales confrontaciones fue cuando algunas manifestantes derribaron cuatro de las vallas colocadas para resguardar Palacio Nacional.

También se reportó la agresión por parte de autoridades contra integrantes de medios de comunicación en el metro Hidalgo, por lo que se inició una carpeta de investigación y se anunció la separación del cargo de policías. 

Por otra parte, aunque el gobierno de la CDMX aseguró que las mujeres policías no portaban armas, este medio fue testigo de que fueron lanzados gases que causaron irritación en los rostros de las manifestantes. Asimismo, las autoridades señalaron que detectaron la presencia de hombres infiltrados durante la marcha que agredían a las mujeres policías.

maritza.perez@eleconomista.mx