Enrique Peña Nieto, aspirante presidencial del PRI, dijo que la competencia electoral no será de género, sino de proyectos y compromisos.

Es una competencia de lo que cada quien representa y lo que cada quien habrá de postular .

Tras reunirse con un grupo de mujeres priístas, entre ellas postulantes a cargos de elección popular, Peña Nieto dijo que su compromiso es llegar a todos los mexicanos y mexicanas con una propuesta y, sobre todo, asumir compromisos específicos en las distintas partes del país.

En este marco, envió una felicitación a la abanderada del PAN, Josefina Vázquez Mota. ¡Felicidades a Josefina en su condición de mujer, y a todas las mujeres de México! .

Peña se pronunció por trabajar y modernizar el marco jurídico para dar garantías a la mujer, una participación igualitaria, digna, justa, dentro de la vida social , atajó.

Cuestionado sobre el caso Florence Cassez, el mexiquense dijo que el análisis de este caso está ante las instancias a las que corresponde emitir el fallo.

De las inconformidades en el PRI por el reparto de candidaturas en el Congreso de la Unión, indicó que en todos los partidos cuando hay definición de candidatos, es normal que se registre alguna compulsión política al interior.

En el caso de mi partido se trabaja para que quienes no tuvieron oportunidad de estar, encontremos alguna otra fórmula de participación dentro de la vida partidaria y, sobre todo, de participación dentro de esta competencia política , detalló.

Mientras que del anuncio de Manuel Clouthier por buscar ser candidato presidencial, el priísta dio la bienvenida a la determinación, pero evitó dar mayor comentario. No corresponde a un servidor, sino a la autoridad electoral, definir la condición de elegibilidad o de participación .

Antes, por la mañana, Cristina Díaz Salazar, secretaria general del PRI, fue la encargada de lanzarse contra la candidata presidencial del PAN, Josefina Vázquez Mota, sin mencionarla por su nombre.

En una reunión del festejo del día Internacional de la Mujer dijo que México no debería de ser misógino, ni mujerista. Que nadie se vista en el traje de género para dejar de lado la excelencia. Ello traicionaría la igualdad a la que aspiramos. Debemos convertirnos en un país en el que todas puedan encontrar sus espacios por su trabajo y su capacidad.

Para serlo, hay que saber hacerlo. Y me queda muy claro que algunas que visten un color no tienen con qué. Las de enfrente , refirió la priísta durante un evento con mujeres priístas.

El discurso original de la neoleonesa, que finalmente modificó, citaba: Me queda muy claro que algunas que visten de azul no tienen con qué .

A decir suyo, no se siente representada, como mujer, por alguien que tampoco ha hecho algo por el género femenino.

No hablamos de dolor. Lo que no mata, fortalece. ¿Dónde estaban las que dicen hoy que quieren salvar al género? ¿Dónde estaban, que no las vimos, cuando empezamos la lucha por la igualdad de género? Cuando ya está servida la mesa, cualquiera se sienta. Ya llegó hasta la de la sonrisa congelada .

politica@eleconomista.com.mx