Lo dicho por el procurador mexiquense Alberto Bazbaz Sacal en 10 minutos cerró el caso de Paulette Gevara Farah, el cual cumpliría el pasado viernes 21 de mayo dos meses. Caso que se convirtió en una pesadilla para el abogado de los mexiquenses. Bazbaz, pues admitió la serie de yerros cometidos durante la investigación por el personal de la Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJE).

Sin embargo, lo queenfatizó el Procurador, no fue relevante para la resolución a la que se llegó con las pruebas científicas aportadas por peritos y especialistas de la PGR, FBI y otros, de que se trató de un lamentable accidente’’ en el que perdió la vida la menor entre el 21 de mayo y la madrugada del 22.

Borrón y nueva cuenta

Con esto, todo los errores cometidos y calificaciones que sufrieron los padres ante la serie de infortunadas afirmaciones’’ realizadas tanto por él como por su equipo de fiscales, dijo Bazbaz Sacal, han quedado corregidos.