Si bien en las elecciones del pasado 4 de junio Morena no consiguió ganar su primera gubernatura, en términos generales tuvo buenos resultados pues a menos de tres años de instituirse como partido político obtuvo 2 millones 400,000 sufragios, que lo ubicaron como el segundo más votado, y además porque se coloca como un partido competitivo, con altas posibilidades de ganar en las elecciones del 2018, plantearon analistas consultados.

Para Gerson Hernández Mecalco, académico de la UNAM, quedar en segundo lugar en las elecciones del Estado de México, sólo 3 puntos abajo del priista Alfredo del Mazo, así como conseguir en las cuatro entidades con elección 2 millones 433,116 votos, es un saldo positivo para el Movimiento Regeneración Nacional. Sin embargo, planteó que si quiere tener reales posibilidades de ganar, deberá recurrir a una alianza electoral, ya sea con el PRD u otras fuerzas, pues de otra manera no vencerá al PRI.

La lección tanto para Andrés Manuel, para Ricardo Anaya, como para Alejandra Barrales es que solos no le van a ganar al PRI. La unión de diferentes partidos políticos de la oposición es la única fórmula con la que se le puede ganar al PRI en el 2018 .

El académico consideró que fue un grave error de Andrés Manuel López Obrador haber minimizado al PRD en los pasados comicios, pues, de no haberlo hecho, hoy quizá se estaría hablando de una alternancia en el Estado de México.

Trató mal no sólo al PRD en esta elección, sino desde que surgió Morena como partido. Los ultimátums que dio y las humillaciones a través de sus videos fueron recibidos de una forma muy negativa por el PRD, pero ya es sabido que a las personas que no están de acuerdo con López Obrador, los trata como solovinos .

Morena gana sin ganar

Para Ivonne Acuña Murillo, académica del Departamento de Ciencias Sociales y Políticas de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México, un aspecto positivo para Morena y su dirigente es la actitud que está asumiendo el político tabasqueño frente a la derrota, pues, dijo, a pesar de no aceptar los resultados de la elección del Estado de México, no está llamando a tomar las calles como sucedió en la elección del 2006, lo que le generó un gran costo político.

Andrés Manuel López Obrador entendió muy bien la lección del 2006. Él mismo dijo que era una lucha pacífica, institucional, y que no se va a movilizar gente en las calles. Me parece que es positivo porque gente hará una buena lectura de eso. Fue muy costoso para Obrador el plantón en Reforma, entonces esa lección le abona porque muestra su lado institucional .

Asimismo, planteó que Morena gana al convertirse en la segunda fuerza política del Estado de México y concretar triunfos en municipios que eran tradicionalmente priistas o perredistas como Ecatepec, Naucalpan, Chalco, Ixtapaluca y Metepec.

Además, Morena se convierte en segunda fuerza electoral en el Estado de México, se queda en municipios muy importantes (...) se va consolidando y eso la coloca en mejores condiciones para el 2018 .

Acuña Murillo detalló que además de una posible alianza electoral sólo una gran participación ciudadana en las urnas podría ayudar a Morena a ganar la elección del 2018, pues hasta ahora se ha visto que la clase política en el poder hará todo porque ello no suceda.

La clase política no le va a dar paso a la izquierda que representa Andrés Manuel López Obrador, lo cual también propicia que incremente el abstencionismo porque los ciudadanos dicen: mejor no voto, y ello favorece al PAN y PRI, que parece que son los dos grupos políticos que se van a estar rotando en la Presidencia .

[email protected]