Del 2000 a la fecha, se han presentado más de 15 iniciativas de reforma Constitucional con las que se buscó modificar el número de legisladores que conforman el Congreso de la Unión; sin embargo, ninguna de ellas ha prosperado.

A finales del 2002, el diputado José Antonio Calderón Cardoso, del Partido Alianza Social (PAS), intentó a través de una iniciativa que la Cámara de Diputados se integrara por 300 legisladores de representación proporcional y la construcción de cinco circunscripciones electorales plurinominales en el país, misma que fue desechada.

En el 2003, el diputado perredista Augusto Sotelo Rosas presentó una iniciativa en el mismo sentido, mientras que en el 2004, el priista Heliodoro Díaz Escárraga hizo lo propio para buscar eliminar la elección plurinominal de los legisladores; es decir, de aquellos que no fueron electos en las urnas, misma que no prosperó.

En este año, el senador del PRD Raymundo Cárdenas Hernández presentó una iniciativa que fue desechada, con la que buscaba reducir a 400 los diputados federales, eligiéndose 200 bajo el principio de mayoría y los otros 200 vía plurinominal.

La diputada del PRI Martha Palafox Gutiérrez presentó en el 2004 una iniciativa de reforma constitucional, a fin de modificar la fórmula de representación proporcional, para que sólo accedieran los candidatos a diputados que obtuvieron el segundo lugar en su distrito, misma que fue desechada en la Legislatura.

En el 2005, el panista Antonio Caballero Gil propuso modificar la Constitución para que 100 de los diputados de representación proporcional se eligiera bajo el principio de listas regionales y los otros 100, bajo el sistema de porcentajes mayores, siendo finalmente desechada la iniciativa.

Ramón Soto Reséndiz, legislador del PAN, buscó a través de una iniciativa reducir de 500 a 350 los diputados, en la que se conservarían 210 legisladores de mayoría y 140 plurinominales, así como eliminar en la Cámara de Senadores los legisladores prlurinominales y reducirlos de 128 a 96; es decir, 64 de mayoría y 32 de primera minoría, propuesta que fue desechada.

En el 2008, el senador Juan Bueno Torio, del PAN, presentó una iniciativa para eliminar los diputados plurinominales e incrementar 100 legisladores en la Cámara Baja por el principio de mayoría relativa, con lo que se conformaría una legislatura de 400 diputados de mayoría.

La propuesta se extendía a la Cámara de Senadores, en la que se pretendió desaparecer a los legisladores plurinominales; sin embargo, la propuesta no prosperó.

Antes, en el 2007, fue desechada la propuesta del diputado del PVEM, Jorge Emilio González, para reducir a 150 los diputados plurinominales.

En el 2010, el Congreso de Sonora envió al Senado una iniciativa, misma que está pendiente en Comisiones, en la que busca disminuir a 400 diputados federales eliminando 100 plurinominales, mientras que en la Cámara Alta, eliminar 32 legisladores para que la conformen sólo 96.

De las últimas intentonas para modificar la conformación del Congreso es la del PRI, quien busca reducir 100 diputados plurinominales y 32 senadores de representación proporcional, misma que fue revivida luego de la exigencia social de disminuir las prerrogativas a los partidos políticos.