El dirigente nacional del PRD, Jesús Zambrano, aseguró que en estos momentos Michoacán requiere una operación de fondo, una cirugía mayor. Requiere no una cirugía doméstica o superficial, requiere del concurso de todos los actores políticos, sociales y económicos, porque el grado de putrefacción y descomposición al que han llegado las cosas requiere del esfuerzo de todos .

Desde su punto de vista, el vacío de poder es una evidencia, la inexistencia del Estado de Derecho en regiones enteras es un hecho que no se puede ocultar, que no se puede negar, pero no es una solución tampoco la renuncia del gobernador (Fausto) Vallejo. No niego que sea de los gobiernos más ineptos que ha tenido Michoacán en los últimos decenios, pero eso no va a resolver el problema .

Zambrano Grijalva advirtió que el problema en Michoacán es un asunto de interés nacional y no se puede ver aislado.

Mencionó que si la situación continúa, para el 2015 no habrá elecciones libres, sino copadas por el temor de la gente o copadas por el crimen organizado.

Sería prácticamente asumir que en Michoacán es una suerte de narco-Estado de la República como prueba piloto para que el crimen organizado haga y deshaga en donde le dé la gana .

Por su parte, frente al recrudecimiento de la violencia en Michoacán el fin de semana pasado, Silvano Aureoles Conejo urgió al gobierno federal a intervenir en la solución del problema que está poniendo a prueba a las instituciones del Estado mexicano.

Tiene el gobierno federal que hacerse cargo también de la seguridad de los municipios. No puede llegar un grupo a incendiar comercios y palacios municipales y el Ejército, resguardado en sus cuarteles; tampoco pueden los mandos de la Policía Federal estar mandando oficios a la ciudadanía para informar que no circulen después de cierto horario , afirmó.