El entorno económico externo e interno que se vive en la actualidad debe ser aprovechado por México, y sólo podrá crecer si lo hace acompañado de la inversión privada, indicó Alfonso Romo, Jefe de la Oficina de Presidencia.

“México está hambriento de capital, no tiene el capital para enfrentar los retos que se nos presentan (…) sí tenemos la capacidad de aguantar las turbulencias, creo que México puede salir muy avante de esta situación”, expuso en un foro de capital privado.

Indicó que México tiene un panorama favorable para seguir creciendo, pues está por consolidarse el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), además la guerra comercial entre China y Estados Unidos debe ser aprovechada por México.

“Muchas de las industrias hay que traerlas y ya estamos trabajando en ello, y crear condiciones de crecimiento que nunca se han visto en México”.

Para Romo lo más importante es crear un ambiente de optimismo y certidumbre para los inversionistas nacionales y extranjeros.

“Tenemos que hablar bien del camello. Necesitamos que todos los mexicanos en lugar de hablar mal hablemos todos bien o mejor de lo que hemos hecho, necesitamos crear un ambiente optimista, no podemos crear un ambiente pesimista”, enfatizó.

Con respecto a si la corrupción que se vive en el país está siendo un impedimento para que la economía crezca, dijo que el que se combata es un buen paso, pero se dejó mucha corrupción en las secretarías de Estado y en diversos contratos públicos, por lo que es indispensable primero combatirla.

Consideró que, aunque hay expectativas muy bajas por parte de organismos internacionales sobre el crecimiento del país, el gobierno confía en que se romperá con la tendencia de crecimiento de 2 por ciento.

“Lamentablemente llevamos 5 meses y medio, ya nos gustaría tener dos años para que todos estén contentos”.

Se revisarán contratos farmouts

El gobierno de Andrés Manuel López Obrador seguirá evaluando los contratos por farmouts que se firmaron en la administración pasada para conocer sus beneficios y ver si se continuará con este tipo de esquemas para invertir en el sector energético, dijo Romo.

“Vamos a tener una reunión para ver cómo van las que ganaron (un contrato farmout), las vamos a evaluar desde el punto de vista de producción e inversión, si fueron realmente un negocio para la hacienda pública y si realmente las reguladoras están siendo más agresivas y más ágiles en los trámites”.

Reiteró que una vez analizados los contratos, el presidente tomará la decisión que más le convenga al país. “Vamos a tener otra reunión en septiembre u octubre para hacer un corte con el presidente y de ahí determinar que tanto abonaron los farmouts para ver cuál es el siguiente paso”, aclaró.