El gobierno de México busca reavivar la discusión sobre los riesgos que representan las armas nucleares en el mundo y colocar en la agenda internacional el señalamiento a los países que aún poseen esta tecnología, pues argumenta que ponen en riesgo a la humanidad.

En conferencia de prensa, Juan Manuel Gómez Robledo, subsecretario para Asuntos Multilaterales y derechos Humanos de la Secretaría de Relaciones Exteriores anunció que México será sede de la Segunda Conferencia Internacional sobre el Impacto Humanitario de las Armas Nucleares, que tendrá lugar en Nuevo Vallarta, Nayarit, el 13 y 14 de febrero.

Desde hace más de una década las negociaciones hacia el desarme nuclear se encuentran estancadas debido a la ineficacia de los organismo y foros internacionales sobre desarme y porque los países que poseen esta tecnología, como Estados Unidos, Rusia, el Reino Unido e Israel, no desean deshacerse de ella.

El país busca señalar a todos aquellos que aún almacenan armas nucleares, pues aún constituyen una amenaza real capaces de implicar consecuencias humanitarias en la salud pública, seguridad alimentaria y desarrollo económico.

Queremos poner el tema en el centro de la agenda internacional y generar un movimiento de presión sobre los gobiernos que poseen estas armas, para proceder a reducciones sistemáticas de estos arsenales, cuando sabemos que la situación de seguridad, hoy en día, no justifican la posesión de estas armas , dijo el subsecretario.

Advirtió que es necesario acabar con la idea respecto a que las armas nucleares son peligrosas únicamente cuando están en manos de países tildados como no democráticos.

No es aceptable, entonces, que todos los esfuerzos de desarme se dirijan solamente a aquellos países considerados no democráticos. Las armas nucleares no distinguen entre regímenes. No hay armas nucleares buenas porque están en manos de regímenes democráticos y armas nucleares malas, porque están en manos de regímenes no democráticos , alertó.

El funcionario recordó que aún existen más de 17,000 armas nucleares en el mundo con más de 16,000 en posesión de Estados Unidos y Rusia cerca de 2,000 armas de este tipo están en alerta operativa, es decir listas para ser disparadas en los 10 a 15 minutos posteriores a una amenaza potencial.

Hasta el momento delegaciones de143 países han confirmado su asistencia a la Cumbre, sin embargo, se prevé que Estados Unidos, Rusia, Reino Unido, Francia y China, como muestra de su reticencia a reducir su potencial nuclear no acudan a la reunión.

ana.langner@eleconomista.mx