México alertó hoy sobre el creciente riesgo de un accidente nuclear y llamó a iniciar un proceso diplomático para prohibir el desarrollo, producción, transferencia y uso de este tipo de armas, rumbo a su abolición en el mundo.

El embajador de México ante los Organismos Internacionales en Ginebra, Jorge Lomónaco, hizo este planteamiento durante su intervención en la tercera Conferencia Internacional sobre el Impacto Humanitario de Armas Nucleares, que concluye este martes en Viena, Austria.

Con un creciente número de países poniendo a las armas nucleares en un nivel de alerta elevado, los riesgos de un uso accidental -no autorizado o intencional-, aumentan de manera importante , observó el embajador.

Esa escalada de riesgo es insostenible. Nos estamos acercando peligrosamente a una catástrofe humana a la que simplemente no podemos responder. Es una situación inaceptable , añadió durante el debate general ante representantes de más de 150 países.

Lomónaco abogó por emplear un abordaje humanitario para convencer a los nueve países que aún poseen armas nucleares -Estados Unidos, Reino Unido, Francia, China, Rusia, Israel, India, Pakistán y Corea del Norte-, a no emplearlas bajo ninguna circunstancia .

El impacto humanitario de las armas nucleares no solo debería ser motivo de preocupación como debería ser el motor para la eliminación de esas armas , argumentó.

Lomónaco urgió a iniciar un proceso diplomático conduciendo a la negociación y conclusión de un instrumento vinculante , para prohibir el desarrollo, producción, transferencia y uso de armas nucleares, de cara a abolirlas en el mundo.

México invita a todos los países a considerar seriamente ese camino como prueba de compromiso con la supervivencia de la especie humana , enfatizó.

Hasta el momento 115 países se han posicionado a favor de la prohibición de armas nucleares a través de acuerdos regionales.

mrc