Decenas de integrantes del Frente Nacional Anti-AMLO (FRENAAA) instalaron este miércoles tiendas de campaña frente a Palacio Nacional en el Zócalo capitalino para protestar contra el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Entre gritos y empujones, los manifestantes trasladaron medio centenar de carpas multicolores a la Plaza de la Constitución, desde la Avenida Juárez, donde se instalaron desde este fin de semana.

Los integrantes de FRENAAA protestan contra López Obrador desde hace meses con caravanas vehiculares y ahora desde este campamento, que prometen mantener hasta que el mandatario dimita.

La policía les había impedido el ingreso al Zócalo el sábado.

"Estaremos aquí manifestándonos en el Zócalo hasta que se vaya López (Obrador), así de claro", dijo a la prensa Gilberto Lozano, dirigente de FRENAAA a su llegada a la plaza.

Lozano, empresario originario de Monterrey, abandonó la primera concentración el fin de semana pasado aduciendo problemas de salud.

Los simpatizantes del FRENAAA rechazan el manejo que el presidente López Obrador ha dado a la pandemia de Covid-19 que ha provocado la muerte de al menos 74,000 personas y a la crisis económica que ésta desató.

López Obrador dijo este miércoles 23 de septiembre que los manifestantes que demandan su renuncia eran bienvenidos.

"Nada más que no simulen", afirmó el mandatario en su habitual conferencia matutina.

"Que se queden los dirigentes a dormir", añadió en referencia a que muchas de las tiendas de campaña permanecen vacías, según constataron periodistas de la AFP.

Elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México limitó el acceso al Zócalo como medida sanitaria, por lo que a su llegada los activistas se encontraron con vallas que dividían la mitad de la plaza.

"Tenemos un dictador como presidente (...) Es un corrupto, la gente que trabaja con él es corrupta", dijo Guillermina Moreno, ama de casa de 60 años de edad, que ondeaba una bandera mexicana.

kg