El presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó esta mañana en conferencia de prensa en Palacio Nacional que los manifestantes del Frente Nacional Anti-AMLO (FRENAAA), los cuales mantienen un plantón en la Avenida Juárez de la Ciudad de México tienen garantizadas sus libertades para dicha manifestación.

"Que se sientan seguros porque nosotros vamos a estarlos cuidando, van a tener todo lo que necesiten para que se garanticen sus libertades", señaló el mandatario.

El Frente Nacional Anti-AMLO se instaló este fin de semana en Avenida Juárez, luego de que no lograron ingresar al Zócalo capitalino. Este lunes el plantón se extendió desde dicha avenida hasta Paseo de la Reforma a la altura de la Torre del Caballito.

Los manifestantes han expresado su desacuerdo con el manejo del gobierno de Andrés Manuel López Obrador ante la crisis sanitaria y económica que vive el país provocada por la pandemia del coronavirus.

El Presidente dijo, en su conferencia mañanera, que considera que dicha manifestación es pacífica y que no representa un golpe de Estado que busque derrocarlo del poder.

López Obrador dio un mensaje para sus adversarios, dijo "no somos iguales, no somos autoritarios, no somos represores. Se garantizan las libertades plenas” en las manifestaciones".

Y recordó que en 2021 se llevará a cabo la consulta para la revocación de mandato, proceso en el que los mexicanos votarán si quieren que continúe al frente del gobierno federal, el cual, dijo, puede ser utilizado por la oposición para sacarlo del poder, esto claro si la mayoría del pueblo así lo decide.

Por otra parte, el mandatario llamó a los líderes y organizadores del plantón a que permanezcan en las casas de campaña,  que no se vayan en la noche a hospedarse en hoteles, así como —recordó— se hizo en sus manifestaciones cuando él era parte de la oposición. 

El Presidente se dijo contento de que “los conservadores” protesten, pues aseguró esto indica que las cosas están cambiando, ya que ahora se manifiestan los que antes se dedicaban “a amedrentar, a saquear, a quedarse con lo que le pertenece a todo el pueblo”.

Con respecto a que las autoridades policiales no permitieron el acceso de los manifestantes al Zócalo, López Obrador aseguró que esto se debió a que en ese momento se realizaban otras manifestaciones en la Plaza de la República, así como que los manifestantes podrían dañar la Catedral Metropolitana.