La investigación sobre la agresión con disparos de arma de fuego que sufrieron unos 30 empleados, que se manifestaron fuera de las instalaciones de la empresa Llano de la Torre, en la delegación Benito Juárez, que arrojó saldo de un muerto y dos lesionados, se perfila como desacuerdos sindicales , expuso ayer el abogado de los capitalinos, Rodolfo Fernando Ríos Garza.

El responsable de la Procuraduría General de Justicia del DF expresó que por el momento no se tienen ningún detenido. Se sabe qué rumbo tomó la motocicleta con los dos agresores, hacia el sur, y la posible causa de la disputa es el pago de cuotas sindicales .

Lo que arroja hasta el momento la investigación, añadió Ríos Garza, es que los manifestantes protestaban porque uno dicen que sí se pagaron las cuotas y otros no, pero el líder sindical de esa empresa, dedicada a la fabricación de azulejos y muebles para baño, no se presentó como debería haber sido y los agresores abrieron fuego contra la concentración .

El procurador se limitó a sostener que de acuerdo con testigos, el dirigente gremial –se reservó el nombre- en lugar de acudir al sitio contrató a un grupo de personas para salvaguardar, a su criterio, el sitio de trabajo .

Ríos Garza agregó que vamos a deslindar responsabilidades de la dirigencia sindical y conocer si los agresores que huyeron en una motocicleta deportiva color naranja son parte del grupo de personas que fueron contratadas.

[email protected]