El candidato presidencial de la coalición Juntos Haremos Historia, Andrés Manuel López Obrador, dijo que le toma la palabra, y le da el beneficio de la duda al presidente Enrique Peña Nieto, en el sentido de que no va a intervenir en el proceso de sucesión presidencial. Aseveró que si el Primer Mandatario cumple su promesa, se lo reconocerá públicamente.

Entrevistado en Guadalajara, Jalisco, donde participó en la Expo ANTAD & Alimentaria México 2018, López Obrador negó –como afirmaron diputados del PAN y PRD- que haya “pactado” con el presidente Enrique Peña Nieto su triunfo en las elecciones del 1 de julio.

“Yo no establezco relaciones de complicidad con nadie. (…) Nunca he visto a Peña desde que es Presidente. Lo he visto dos veces en mi vida, en los dos debates que tuvimos en el 2012, solamente lo vi ahí, no lo he vuelto a ver”, argumentó.

El candidato presidencial de Morena, PT y Encuentro Social dijo que, si le da el beneficio de la duda al Primer Mandatario, es porque “hasta las piedras pueden cambiar de parecer”.

“Yo celebro que el presidente Enrique Peña Nieto haya hecho este compromiso de no intervenir en el proceso electoral. Yo le tomo la palabra. Creo que es lo mejor que se garantice la democracia en el país. (…) Le tomo la palabra, le doy el beneficio de la duda, porque es un asunto muy importante, el que se respete el voto de los ciudadanos, que no haya fraude electoral.

“Yo agregaría que, si el presidente Peña Nieto cumple con ese compromiso y se respeta la voluntad de los mexicanos, si las próximas elecciones son limpias, son libres, esto va a ser un asunto que se le va a reconocer al presidente Peña Nieto, va a ser un punto a favor del presidente Peña Nieto, independientemente de cómo esté ahora en su imagen, independientemente del rechazo que tenga, si él garantiza elecciones limpias y libres, se le va a reconocer”.

Y añadió: “ojalá él cumpla con este compromiso, porque sería un gran servicio a México. El país requiere de democracia, que se acaben los fraudes electorales, que no vuelva a suceder lo que pasó en el 2006, que hubo fraude electoral para imponer a Felipe Calderón, y que no vuelva a suceder lo que pasó en el 2012 que compraron millones de votos para beneficiar a Enrique Peña Nieto”.

En tanto, sobre la carta que firmaron 58 intelectuales, periodistas y líderes de opinión para pedirle al presidente Peña que no se usen las instituciones para dañar a candidatos en el proceso electoral, López Obrador dijo confiar que el mandatario cumplirá.

“Yo espero que si, que cumpla, nada más que algunos de los que firmaron esa carta, se quedaron callados en los fraudes electorales. Pero yo no estoy ahora para reprocharle a nadie, nada más que no olvido. Ya dijimos que olvido no, perdón sí. Olvido no, odio tampoco. No podemos nosotros dejar de reconocer que si el Presidente se compromete a no actuar de manera facciosa, sería muy bueno”.

Yo no perseguiré a nadie, reitera

Cuestionado acerca de lo dicho por el candidato presidencial del PAN, PRD y MC, Ricardo Anaya, quien dijo que de ganar las elecciones investigará a todos los funcionarios que hayan cometido actos de corrupción, incluido el Presidente, López Obrador afirmó que en su caso no perseguiría a nadie.

“Yo no voy a perseguir a nadie. Yo no voy a actuar con venganza con nadie. Eso es muy extraño, que Anaya esté diciendo que va a meter a la cárcel a Peña, si eran muy amigos. Se veían frecuentemente. Le estoy pidiendo a Anaya que diga cuántas veces vio a Peña en lo oscurito, y cuáles fueron los acuerdos que tomaron y por qué ahora se pelean, ¿qué fue lo que sucedió?, que nos lo explique2, comentó.

Que firmen un acuerdo de paz Meade y Anaya

Andrés Manuel López Obrador reiteró que llamado a los candidatos presidenciales José Antonio Meade y Ricardo Anaya, a no dañarse con sus enfrentamientos, y los invitó a firmar un acuerdo de paz y no violencia entre ellos.

López Obrador refirió que tenía proyectado que en abril o mayo Meade y Anaya se unificaran para competir contra él, pero al ver el pleito que ambos tienen, dijo, ya no será así.

“Por eso estoy muy preocupado, porque ya no se van a poner unir. Yo ya tenía hecho el cálculo de que unidos les ganábamos con 10 o 12% de ventaja, ya los estaba esperando. Decía yo que para abril o para mayo, pero ahora que hay esta ruptura, que es gravísima, ahora me preocupan otras cosas. Lo que me preocupa es que se vaya a descomponer más, porque es un pleito de mafia. Que firmen entre ellos un acuerdo de paz y de no violencia”, mencionó.

“Nosotros estamos muy bien, estamos 20 puntos arriba, y si ellos se siguen peleando, a la gente no le gusta el pleito, por eso los estoy llamando a que se serenen. Lo mejor es buscar una contienda sin pleitos, sin insultos, y mucho menos que no haya violencia, que no haya confrontación”, abundó.

Fox sí quería liberar a Ponce

En otro tema, el candidato presidencial reveló que en el 2016, el ex gobernador preso de Quintana Roo, Mario Villanueva Madrid, se comunicó con él desde la cárcel para decirle que el entonces presidente Vicente Fox, le ofreció al ex secretario de Finanzas del Distrito Federal, Gustavo Ponce Meléndez, sacarlo de la cárcel a cambio de que declarara en su contra.  

“Yo me enteré por el ex gobernador de Quintana Roo que está preso, Mario Villanueva, porque estuvo en prisión con Ponce, y él me mando a decir que estaban viendo a Ponce para pedirle que declarara en contra mía.

“Me llegó la información de que estaban buscando a Ponce, para que declarara en mi contra, fueron a ofrecerle su libertad si declaraba en mi contra, y no lo hizo. Esto me lo mandaron a decir desde la prisión. Que Fox (le ofreció) que hablara en contra mía, y Ponce no lo hizo”.

Nos ha ido “requeté bien” con empresarios

Finalmente, López Obrador dijo que ha notado que los empresarios han tenido un cambio de 180 grados con él, debido a que en sus recientes reuniones con ellos en diversos estados del país, ha encontrado respecto y receptividad.

“Nos ha ido bien, requeté bien con los empresarios, están escuchando de manera receptiva. Yo no voy a cometer la imprudencia de decir que los empresarios están conmigo, porque son ciudadanos libres, con criterio, no es de comprometer a los empresarios, ellos deciden libremente por qué partido, por qué candidato van a apoyar”, comentó.

jmonroy@eleconomista.com.mx